Por todo el mundo hay muchos millones de personas que no viven en ciudades, sino en casas particulares y separadas unas de otras A las personas que viven en esas condiciones se les pueden enviar sus pedidos por medios de drones aéreos, y hay unas cuantas empresa haciendo pruebas desde hace un tiempo.

Una de las empresas más avanzadas es  Wing   ( que pertenece al grupo Alphabet, del cual también forma parte Google ), que está haciendo pruebas de entregas en diferentes ciudades de diferentes países ( Australia, Irlanda y USA ).

Hasta ahora las empresas hacen las entregas sin costes añadidos por el hecho de servir a los clientes con drones aéreos, pues lo que desean es conseguir información y experiencias de lo que les sucede.

He visto unas declaraciones del responsable ejecutivo de Wing en las que dice que van a modificar su estrategia de reparto, no con conceptos puramente logísticos sino usando conceptos de redes de datos, donde manejen en paralelo muchos drones y muchos envíos a la vez. A la idea la han llamado Wing Delivery Network.

Varias empresas de Alphabet trabajan en campos de punta tecnológica y tienen una buena experiencia en el manejo del “Big Data”, y eso puede ser bien aprovechado por la gente de Wing.  

Básicamente el nuevo sistema de entregas de Wing se basa en tres parámetros:

  • Los drones de reparto
  • Los espacios donde aterrizan y despegan los drones, y cambian sus baterías cuando es necesario
  • Los autocargadores para que otras empresas dejen sus envíos preparados para ser recogidos por un dron de manera automática

Así los drones se mueven entre las zonas de aterrizaje/despegue y las direcciones de entrega a los clientes. Y varios drones pueden ser controlados por un mismo controlador.

Es muy interesante la idea del autocargador, donde se puede dejar un envío preparado para que lo recoja el dron de manera automática.

Se puede ver un video muy interesante en : https://youtu.be/xEcspDhZJuM

Ahora solo falta saber cuando estas compañías serán a capaces de generar beneficios. Y eso no es nada fácil. Wing tiene la ventaja de disponer de tecnologías y de dinero para invertir, pero incluso con eso nadie tiene el futuro asegurado.

La idea de Wing me parece muy buena y seguro que habrá otros que la imiten. Y como siempre el tiempo nos dirá donde acaba cada uno.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES