Vivimos en un mundo hiperactivo, super-conectado, donde casi todo sucede deprisa y es urgente. La gente está todo el día pendiente de su móvil, y cuando se compra algo on-line, Amazon nos ha acostumbrado a enviarnos las entregas de manera casi inmediata, y los competidores han seguido esa corriente para no perder clientes.

Hace ya unos años mucha gente se empezó a plantear una manera diferente y más reposada de vivir, que alguien con muy buena idea la definió como: slow life. Es una manera de vivir más tranquila, con menos prisas y valorando más las cosas de verdad importantes de cada uno.

Y esto también ha llegado a las entregas de los productos que compramos, on-line y se ha dado en llamar: slow delivery. Que no se trata de realizar las entregas de manera lenta, sino de manera sostenible, y sin priorizar la urgencia de las entregas por encima de todo.

Se trata de poner a la “responsabilidad” por encima de las “prisas”. Pues las urgencias a ultranza incrementan los costes operativos, la contaminación ambiental, el stress de los que realizan el trabajo, etc….   Y queridos amigos, la urgencia por la urgencia es una soberana estupidez, y lo peor de todo es que es innecesaria.

Están apareciendo en el mercado empresas de entregas que nos ofrecen la “opción responsable” de nuestra entrega, para que nosotros decidamos la urgencia real de nuestro envío. Esto es el “slow delivery”, que no es lento, sino responsable y sensato.

Este es un cambio cultural y me agrada que suceda, pues ya hace tiempo escribí alguna reflexión sobre la estupidez de las urgencias innecesarias en las entregas de productos.

Creo que ha llegado la hora de poner sentido común a las entregas, y luchar contra el marketing de la velocidad ( más bien de la urgencia ) y del envío gratuito. Porque ningún trabajo es gratuito y todo tiene un coste, y si a alguien no se le paga o se le paga mal, a ese alguien se le explota. No nos engañemos.

Bienvenido sea el movimiento “slow delivery” ( yo lo llamaría entrega sostenible ) y ojalá mucha gente se sume a él cuanto antes. Todos saldremos ganando.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES