Los electrodomésticos conectados a Wi-Fi son una tendencia creciente en el mercado. Estos electrodomésticos pueden controlarse de forma remota a través de una aplicación móvil, lo que ofrece una serie de ventajas, como la comodidad, pero también existen algunos riesgos asociados a estos electrodomésticos, como es la seguridad de los datos y la privacidad.

Y la “presión” para que hagamos esto la recibimos por muchos caminos. Lo vemos en los anuncios y en muchos tipos de publicidad, y hasta la empresa que nos proporciona el servicio telefónico nos envía publicidad on-line con “ofertas especiales” para que pongamos en nuestra casa diferentes electrodomésticos conectados a nuestra red Wi-Fi.

Acabo de recibir este tipo de publicidad de mi proveedor telefónico. Me envía una oferta para colocar en mi casa una serie de electrodomésticos conectados a mi red Wi-Fi, como son:

  • Frigorífico por 22,7 e./mes
  • Lavavajillas  por  11,7 e./mes
  • Freidora  por  2,4 e./mes
  • Robot aspirador  por  5,8 e./mes
  • Y alguno más

Te lo ofrecen como una gran mejora para tu vida, que además te ayuda a ahorrar dinero. Y por supuesto, todo ello con muchas facilidades de pago.

Pero tenemos que tener en cuenta queridos amigos, que esta es una falacia para tontos o para gente que piensa muy poco. Porque cualquier aparato ( también los electrodomésticos ) cuanto más complejos son, aumentan las posibilidades de que tengan fallos en su funcionamiento, aparte de que son más caros.

Y creo que no hay nada más tonto que complicar algo sin necesidad. No debemos de olvidar nunca el principio: KISS ( Keep It Simple, Stupid )

La decisión de comprar o no electrodomésticos conectados es algo muy personal. Hay que sopesar bien las ventajas y los riesgos antes de tomar una decisión.

Las ventajas de los electrodomésticos conectados pueden ser atractivas para ciertos usuarios. La comodidad de poder controlar los electrodomésticos desde cualquier lugar puede ser útil, especialmente para personas con movilidad reducida o que trabajan fuera de casa.

Pero los fabricantes de electrodomésticos también tienen mucho que ganar con los electrodomésticos conectados. Pueden recopilar datos sobre el uso que los usuarios hacen de sus productos para mejorarlos y desarrollar nuevos productos. También pueden ofrecer servicios adicionales a los usuarios, como la suscripción a planes de mantenimiento o la posibilidad de controlar los electrodomésticos desde cualquier lugar del mundo. Además de disponer de nuestros datos y poder generar ingresos con ellos.

Yo tengo muy claro que voy a seguir como hasta ahora.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES