Los paneles solares siguen bajando su precio y mejorando la obtención de energía del sol, con lo que cada vez se usan más, y ya son desde hace tiempo la manera más económica de generar energía eléctrica.

Pero tienen un inconveniente: ocupan mucho espacio. Y no se pueden apilar uno sobre otro, sino que deben de colocarse uno al lado del otro y enfrente del sol. Y eso ocupa mucha superficie.

Para algunos tipos de cultivos se ha conseguido elevar los paneles sobre unos soportes colocados en la tierra, y se cultiva debajo, con lo cual la superficie se aprovecha mejor y los cultivos no reciben tanto sol de manera directa, por lo que no pierden tanta agua. Pero esto solo se puede hacer en ciertas condiciones.

Otra posibilidad que se ha visto es la de colocar los paneles solares sobre superficies de agua, como pantanos y canales, y en especial los pantanos porque sus superficies son mayores y más fáciles de aprovechar.

El sistema es muy sencillo, se colocan las estructuras de los paneles solares sobre unos flotadores, y todo el sistema se mantiene sujeto en una cierta posición, llevando la energía a tierra por medio de unos cables.

La foto superior corresponde a una instalación colocada en Mazarrón ( sur de España ) sobre un lago cuya agua se utiliza para el riego.

Este tipo de instalaciones tienen el inconveniente de que son un poco más caras que las realizadas sobre tierra, pero tienen las ventajas de que los paneles se calientan menos por estar próximos al agua, y por lo tanto generan más cantidad de energía que sobre la tierra; y además como parte del agua está protegida de la luz directa del sol, se produce menos evaporación, y se pierde menos agua.

Analizando los extra-costes y los beneficios, los expertos llegan a la conclusión de que este tipo de instalaciones resultan rentables, y se están extendiendo por todo el mundo.

Incluso me ha llegado la noticia de que el U S Army va a colocar una instalación de este tipo en un lago cerca de Fort Bragg  ( Carolina del Norte ). Y esto tiene su importancia porque el Departamento de Defensa norteamericano es una de las organizaciones que más poluciona. Más que muchos países del mundo.

Y a ellos también les interesa evitar la contaminación, pues tienen el objetivo de ser sostenibles en el año 2040. Y eso está a la vuelta de la esquina.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES