Visitas: 0

El crecimiento de la población y el desarrollo económico hacen que la previsión de necesidades de energía en Africa se tripliquen de aquí al año 2050, por lo que algunos países tienen previsto construir nuevos embalses para generar energía eléctrica.

Pero en Africa está más garantizado el sol que el agua, y eso irá en aumento con el Cambio Climático.

La energía solar flotante sobre embalses se presenta como una solución innovadora y sostenible con el potencial de transformar el panorama energético de África. Un estudio reciente publicado en   Nature Energy    por un equipo de investigadores arroja luz sobre el enorme potencial de esta tecnología para satisfacer las necesidades energéticas del continente sin la necesidad de construir más presas de las ya existentes.

El informe, titulado   “Floating photovoltaics may reduce the risk of hydro-dominated energy development in Africa”  , analiza el impacto ambiental y social de la energía hidroeléctrica en África y propone la energía solar flotante como una alternativa viable, menos costosa, y menos perjudicial

La solución que proponen presenta una serie de ventajas:

  • Aprovechamiento de recursos existentes: Los embalses ofrecen una plataforma ideal para la instalación de paneles solares flotantes. La superficie del agua refleja la luz solar, aumentando la eficiencia de los paneles, mientras que el agua en sí actúa como refrigerante natural, mejorando su rendimiento. Además, se evita la competencia por el uso de la tierra, un problema crucial en muchas regiones de África.
  • Reducción de la dependencia de las presas: La instalación de paneles solares sobre embalses existentes podría generar suficiente energía para cubrir las necesidades futuras del continente, eliminando la necesidad de construir nuevas presas hidroeléctricas. Esto a su vez evitaría los impactos negativos asociados a estas infraestructuras, como la inundación de tierras fértiles, el desplazamiento de comunidades y la alteración de ecosistemas fluviales
  • Beneficios medioambientales adicionales: La energía solar flotante sobre embalses puede reducir la evaporación del agua, un recurso vital en zonas áridas y semiáridas. Además, minimiza la sombra sobre el agua, lo que favorece la salud de los ecosistemas acuáticos.
  • Impulso al desarrollo económico: La inversión en energía solar flotante puede generar oportunidades de empleo en la fabricación, instalación y mantenimiento de las plantas. Además, la energía limpia y confiable puede impulsar el crecimiento económico en áreas rurales y periurbanas
  • Un cambio de paradigma: El informe de Nature Energy marca un antes y un después en la comprensión del potencial de la energía solar flotante en África. Los autores abogan por un cambio de paradigma en las políticas energéticas del continente, priorizando las fuentes renovables sostenibles como la energía solar flotante sobre las grandes presas hidroeléctricas.

Cambiar la manera de pensar no es fácil, y además se requiere inversión inicial, desarrollo de infraestructura y capacitación de personal. Sin embargo, estos desafíos se ven compensados por los beneficios económicos, sociales y ambientales a largo plazo.

La investigación de Nature Energy es solo un punto de partida. Se necesita más investigación y desarrollo para optimizar la tecnología de energía solar flotante y adaptarla a las condiciones específicas de África.

Y por supuesto que esa misma idea puede también ser utilizada en otras regiones con muchos días de sol como es el caso del sur de Europa.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES