Las aplicaciones de los robots dependen de la imaginación de sus diseñadores, pues hay cantidad de sensores y dispositivos que se les pueden añadir para darles diferentes opciones de utilización.

Hoy comento el caso de un robot que es capaz de caminar por paredes y techos metálicos. Es un robot de cuatro patas y camina por esas superficies debido a los electroimanes que lleva incorporados en sus patas. Según pase o no pase la corriente por ellos, estos se imantan y la pata del robot se adhiere a la superficie metálica.

Controlando el movimiento de las patas con los momentos en que éstas se magnetizan, se puede controlar el movimiento del robot por las superficies metálicas.

El robot es capaz de evitar obstáculos en su camino, y trasportar cargas de hasta 3 Kg. de peso, pudiendo ser utilizado para la revisión y mantenimiento de estructuras metálicas de muy diversos tipos.

Se puede ver un vídeo en: https://youtu.be/hVS-2XByRao

Con el tiempo los robots van a acabar siendo uno de los mejores amigos de las personas, pues nos ayudan a realizar muy diversas tareas. Claro que no son tan cariñosos pomo los perros.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES