Con la excepción de algunos países como Japón, en general comemos mucho menos pescado que carne y otros alimentos. Y recientemente unos investigadores han publicado un informe llamado  Assessing seafood nutritional diversity together with climate impacts informs more comprehensive dietary advice  y publicado en la revista Nature, en el que hacen referencia a las capacidades alimenticias de los pescados y mariscos, y lo referencian con su impacto ambiental.

Hemos de decir que en general los pescados tienen mucho menor impacto ambiental que las carnes, y su valor nutricional es elevado( del mismo orden de magnitud que las carnes ) y con un nivel mayor de proteínas.

La pesca de altura, como hay que navegar mucho para conseguirla ( como es el caso de la merluza ) tiene mayor impacto ambiental por el combustible que hay que consumer para pescarla, pero la pesca de proximidad o en granjas marinas tiene impacto es mucho menor.

Y en el caso de algunos mariscos muy populares como mejillón, apenas tiene impacto pues se alimenta de partículas suspendidas en el agua, y además tiene muchas proteínas.

Y existen otros casos como el de las anchoas ( que a mí me encantan ) que tienen mucho alimento sin apenas impacto, y que en muchas ocasiones son desaprovechadas para molerlas y se fabrican piensos para animales.

En general el estudio indicado al principio nos indica que los alimentos marinos nos aportan estupendos nutrientes con muy poco impacto ambiental, y por lo tanto deberíamos mejorar nuestra alimentación incrementando su consumo en nuestra dieta. Todos saldríamos ganando.

 Queridos amigos, a la hora de comer, acordémonos de los pescados  !!!

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES