La obtención de energía con aerogeneradores es una de las maneras de conseguir energía eléctrica de manera limpia y sostenible, y no hace más que aumentar por todo el mundo.

Al principio las instalaciones eólicas se hacían en tierra, pero se ha visto que las instalaciones marinas generan más energía porque los vientos son más constantes lejos de la costa, y el aumento de la energía generada compensa el mayor coste de la instalación y el mantenimiento.

Además, según se iba desarrollando la tecnología, las palas de los aerogeneradores eran más grandes y aumentaba la potencia generada por cada máquina.   Hoy ya tenemos máquinas aerogeneradoras ( como el prototipo de Vesta V164 ) que producen una energía de 9 MWh. y que tienen palas de más de 80 metros de longitud.

Y como esas palas están construidas con fibra de vidrio, después de la vida útil de la máquina ( unos 20 años ) los operadores de los parques eólicos se encuentran con el problema de qué hacer con esas palas. Y hasta hace poco muchas de ellas acaban tiradas por el campo, degradando el entorno.

Se estima que para el año 2050 puede haber en el mundo del orden de 40 millones de toneladas métricas de palas de turbinas eólicas, que serán desechadas y necesitan ser recicladas de alguna manera.

Hace ya tiempo se empezaron pruebas de molerlas y usar sus residuos para la construcción, pero algunos han ido por otro camino, y en un reciente “paper” presentado en la  American Chemical Society  por la Universidad de Michigan, propone la utilización de un nuevo tipo de resina para fabricar las palas, que luego podría ser reciclada para obtener otro tipo de productos.

La nueva resina está hecha con un polímero sintético, y un polímero de origen vegetal ( PLA ) que se utiliza para realizar empaquetados biodegradables.

La palas ( fiberglass panels ) fabricadas con esta resina tienen una resistencia y duración similar a las actuales, y podrían ser recicladas al final de su vida útil disolviéndolas en una solución, y extrayendo la fibra de vidrio.

Creo que este es un trabajo muy interesante, pues todos los productos que usamos en la industria deberían de ser capaces de ser reciclados. El reciclar supone un ahorro a la larga, y no podemos seguir tirando basura en nuestro entorno.

Tenemos la obligación de dejar a nuestros descendientes una naturaleza igual o mejor de la que recibimos de nuestros padres.

Ojalá lo hagamos !!!

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES