He leído un resumen de un artículo publicado por Truzaar Dordi (  investigador de la University of Waterloo ) titulado  Ten financial actors can accelerate a transition away from fossil fuels en el que analiza quienes son los actores principales en el negocio de los combustibles fósiles.

La información es interesante porque indica quienes son los que mueven los hilos de las inversiones financieras que mantienen  el negocio de los combustibles fósiles,

Son 200 empresas las que mueven el 98% del petróleo, gas y carbón. Pero los inversores están repartidos, y unos pocos son los más importantes por las inversiones que tienen repartidas entre muchas empresas.

Y lo curioso es que estos inversores son más grandes que algunas empresas nacionales como Gazprom ( rusa ) o CNPC ( china ). Su capacidad económica es enorme y desconocida por casi todos.

Los 10 inversores más importantes son: BlackRock, Vanguard, el Gobierno de la India, el Reino de Arabia Saudita, State Street, Life Insurance Corporation, Dimensional Fund Advisors, Norges Bank, Fidelity Investments y Capital Group

Estos 10 grupos financieros de alguna manera controlan ( por tanto son de alguna manera responsables ) de casi el 50% de la contaminación generada por las empresas de combustibles fósiles.

La información en sí no es buena ni mala. Esta gente invierte en los negocios que les generan más beneficios, y el de los combustibles fósiles es uno de ellos, en especial en los últimos tiempos. Y mucha gente mira al corto plazo.

Creo que a todos nos corresponde cambiar. Como consumidores consumiendo menos derivados de los combustibles fósiles, y como ciudadanos exigiendo a nuestras autoridades cambios urgentes en la estrategia, si no queremos caer de lleno en la emergencia climática que tenemos encima.

Nosotros somos los que más vamos a perder, y sobre todo los más pobres, generen o no generen contaminación. Esto es así de injusto.

Tres quintas partes de los combustibles fósiles son extraídos por compañías nacionales, y estas compañías generan importantes ingresos para sus países, por lo tanto dichos países seguirán extrayendo petróleo mientras haya alguien que se lo compre. Mientras haya consumidores, habrá proveedores.

La gente y los inversores ( grandes, medianos y pequeños ), deben de ser conscientes de donde colocan sus inversiones para no fomentar este negocio que hoy proporciona buenos dividendos, pero que nos mata en el medio plazo.

Por ejemplo, creo que no tiene sentido que grandes patrimonios de fondos de pensiones participen de estos negocios que hipotecan nuestro futuro, y deberían de buscar alternativas más sostenibles, que las hay.

Como ciudadanos, debemos de estar lo más informados posible para exigir a nuestros dirigentes que no hipotequen nuestro futuro. Sin olvidarnos de que también nosotros podemos aportar nuestro granito de arena.

Deberíamos de dejar nuestro entorno igual o mejor de lo que lo recibimos. ¿ Lo haremos ?     Permitirme que lo dude.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES