Se sabe que el mayor “problema” de las energías solar y eólica es la intermitencia de su suministro, y que cuando no hay sol o viento la energía eléctrica que necesita el sistema debe de ser aportada por otros medios

Por otra parte, estas energías tienen la gran ventaja de ser baratas y de que su precio sigue disminuyendo cada día más. Solo en la última década el precio de la energía solar ha disminuido en más del 80%, y el de la energía eólica en más del 60%.

No es de extrañar por tanto que cada día se instalen más parques eólicos y solares. Pero si queremos disponer de energía eléctrica sostenible durante todo el tiempo, debemos de tener alternativas sostenibles para cuando no hay sol y no hace viento. Se puede resumir diciendo que sin almacenamiento sostenible de energía no podremos tener un sistema energético sostenible.

Y a esto se están dedicando diversas empresas. Hace ya algún tiempo comenté el caso de una nueva empresa que estaba haciendo pruebas en Suiza colocando pesos en una grúa, para obtener energía eléctrica en el momento de la bajada de esos pesos. Una manera aparentemente sencilla de aprovechar la gravedad para conseguir energía.

He leído recientemente que esta empresa ( Energy Vault ) ha seguido trabajando y que ya está realizando dos proyectos industriales, uno en China y otro en Texas. En la foto se puede ver la construcción de uno de ellos.

En estas plantas van a utilizar bloques de 3,5 por 2,7 por 1,3 metros construidos con un polímero especial + tierra + agua que pesan 24 toneladas cada uno. Cuando hay un exceso de energía solar o eólica, con esa energía sobrante se elevan los bloques, y se almacenan en los niveles superiores de los edificios. Y cuando se necesita recuperar energía, se hacen descender los bloques a una velocidad de 1,9 m/sg., generando una energía del orden de 1 Mw. cada uno.

Aunque el principio de funcionamiento es sencillo, la gestión de todo el sistema no es nada simple, y hay miles de bloques a gestionar.

La planta que se está construyendo en China va a tener una altura de 122 metros, y suministrará una energía de 100 MWh., y la que está construyendo en Texas es más pequeña y se espera que aporte 36 MWh.

Hay otras empresas que están usando una tecnología similar ( como Gravitricity en UK ) y no sería raro que apareciesen otras nuevas, pues el campo de actuación es enorme. Se requieren muchos medios de back-up energético para ser capaces de conseguir sistemas de energía sostenibles.

El reto que tenemos por delante es tan enorme, que casi todas las opciones son buenas si ayudan a conseguirlo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES