La energía solar es una de las fuentes renovables de energía más abundantes del planeta, y su uso para producir energía eléctrica se ha convertido en una de las soluciones más prometedoras para enfrentar la crisis climática y reducir nuestra dependencia de los combustibles fósiles.

Pero este tipo de energía tiene sus inconvenientes, y el mayor de ellos es que el sol solo luce durante el día. Un gran desafío es ser capaz de almacenar esa energía generada y poder usarla durante las horas de baja o nula radiación solar.

Una de las tecnologías más prometedora es utilizar espejos solares para concentrar la radiación solar en un punto focal, y allí se coloca un material capaz de absorber calor y almacenarlo en forma de energía térmica.

Ese material lo suelen componer sales fundidas que se calientan y mantienen la temperatura durante mucho tiempo, y ese calor genera vapor de agua que mueve una turbina y que a su vez genera electricidad.

La ventaja de estas sales es que almacenan el calor durante muchas horas, y por lo tanto estos sistemas pueden seguir generando electricidad cuando ya no hay sol. En consecuencia, la generación de energía eléctrica es muy próxima a las 24 horas, eliminando el mayor inconveniente de la generación solar de energía. 

Una de las ventajas del almacenamiento de energía térmica con espejos solares es que puede proporcionar una capacidad de almacenamiento mucho mayor que las baterías convencionales. Las baterías pueden ser muy efectivas para el almacenamiento de energía eléctrica a pequeña escala y en cortos periodos de tiempo, pero su capacidad de almacenamiento es limitada y su costo por Kw. es mucho más alto que el de estas tecnologías de almacenamiento de energía.

Y además, el almacenamiento de energía térmica con espejos solares puede proporcionar una capacidad de almacenamiento prolongada en el tiempo de cientos de megawatios-hora a un costo mucho más bajo.

Hay unas cuantas instalaciones ya construidas por el mundo adelante y cada vez se están construyendo más debido a su fiabilidad ( son bastante sencillas ) y a su rentabilidad económica. La energía así obtenida es de las más baratas, y está por debajo de la solar fotovoltaica y de la eólica.

Esta es un tipo de energía para ser utilizada durante periodos de unas 24h., y se puede complementar muy bien con otras energías proveniente de baterías que en general duran menos de 4h. y son más costosas.

Este es un tema de candente actualidad, ya hay más de 100 plantas de este tipo que generan más de 7 Gw. de energía y parece que van a seguir aumentando.

Se puede ver un video interesante en: https://youtu.be/dFKXGmV_DDE

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES