La energía nuclear ha sido una fuente de energía controvertida durante décadas debido a los riesgos asociados con la radiación y los desechos nucleares. Sin embargo, a medida que la necesidad de energía limpia y segura aumenta, la tecnología nuclear ha avanzado y se han desarrollado nuevas formas de energía nuclear que son más pequeñas, más baratas y más seguras.

La energía nuclear se produce a partir de la fisión o fusión de átomos, lo que genera calor y se utiliza para generar electricidad. La energía nuclear es una fuente de energía limpia, ya que no produce gases de efecto invernadero ni otros contaminantes atmosféricos.

Sin embargo, la energía nuclear también tiene riesgos asociados, como la liberación de radiación y la producción de desechos nucleares radiactivos, que pueden ser peligrosos para la salud humana y el medio ambiente durante miles de millones de años. Es un tema muy serio.

A lo largo de los años, se han desarrollado varios tipos de reactores nucleares, cada uno con sus propias ventajas y desventajas. Los reactores de fisión son los más comunes y producen la mayoría de la energía nuclear utilizada en todo el mundo. Sin embargo, la fisión nuclear también produce desechos nucleares de alta radiactividad que pueden ser peligrosos si no se manejan adecuadamente.

Además, el costo de construcción y mantenimiento de los reactores nucleares ha sido tradicionalmente alto, lo que ha limitado su uso en muchos países. La seguridad también ha sido un problema para la industria nuclear, especialmente después de los accidentes de Chernobyl y Fukushima.

¿ Habrá una próxima generación de energía nuclear ?  A pesar de los recelos de muchos, todo parece indicar que si. En especial por la enorme necesidad de disponer de energía eléctrica no contaminante para la atmósfera.

A medida que la necesidad de energía limpia y segura aumenta, se han desarrollado nuevas formas de energía nuclear que son más pequeñas, más baratas y más seguras. Estas tecnologías están cambiando el panorama energético mundial y podrían ser una ayuda para una transición más rápida a una economía de energía limpia.

Uno de los desarrollos más esperanzadores en la próxima generación de energía nuclear es la tecnología de pequeños reactores modulares de fisión nuclear. Estos reactores son mucho más pequeños que los reactores tradicionales y pueden producir hasta 300 megavatios de electricidad, lo que los hace ideales para su uso en comunidades pequeñas o en zonas remotas donde el acceso a la energía es limitado.

Además, estos reactores son modulares, lo que significa que se pueden construir en fábricas y transportar a su lugar de uso, lo que reduce significativamente los costos de construcción y el tiempo de construcción. También son más seguros que los reactores tradicionales, ya que están diseñados para apagarse automáticamente en caso de emergencia y no producen desechos nucleares de tan alta radiactividad.

Actualmente, varios países están invirtiendo en la tecnología de reactores modulares de fisión nuclear, incluidos Estados Unidos, Canadá y China. La compañía estadounidense NuScale Power ha desarrollado un reactor modular de fisión nuclear que ya ha sido aprobado por la Comisión Reguladora Nuclear de Estados Unidos, y están trabajando actualmente en su primer proyecto piloto.

El mundo está desesperadamente hambriento de energía. Se estima que el consumo de electricidad aumentará en un 70% de aquí al año 2050. Y conseguir que esa energía sea “no contaminante” en un corto espacio de tiempo es muy, muy difícil. Por eso hemos de ser pragmáticos, y aunque no me gusten los residuos nucleares, se deben de analizar todas las posibilidades que tenemos, que no son excesivas.

Y en ese “nicho”, los reactores nucleares pequeños, baratos y seguros pueden tener algunas opciones. Por eso se están invirtiendo muchos billones de dólares en nuevas start-ups de energía nuclear. Hay diversos modelos de reactores, pero todos tienen en común que se pueden colocar sobre un tráiler y ser desplazados con gran facilidad.

Aún estamos a unos cuantos años de ver algunos de estos nuevos reactores en operación, pero parece que así va a ser. Y habrá que esperar a los resultados para saber el futuro real que pueden llegar a tener.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES