Que los drones tienen múltiples capacidades lo sabemos todos, pero acabo de ver uno que combina las cualidades aéreas y acuáticas para realizar todo tipo de actividades bajo el agua, después de llegar volando al sitio donde debe de actuar.

En general para usar un dron submarino se debe de utilizar un barco y después colocar el dron bajo el agua para que efectúe su función. Y eso supone medios técnicos y humanos, y en definitiva costos añadidos.

El nuevo dron que estoy comentando llamado FIFISH ROV puede volar desde tierra a una posición en el mar, y allí “liberar” a un robot submarino que realiza la función bajo el agua.

Su gran ventaja es la economía de medios, pues una persona con una tableta puede monitorizar desde tierra las labores a realizar, ver en tiempo real lo que sucede bajo el agua, y enviar dicha información a donde sea necesario.

En el siguiente esquema se puede ver la manera de operar.

                        Foto                FIFISH

Y se puede ver un vídeo muy interesante en: https://youtu.be/xSDCXMviEzw

En este proyecto han trabajado varias empresas durante más de 6 años y esperan poner a la venta el dron en este año 2022.

Tengo claro que cada vez va a ser más sencillo controlar lo que sucede por debajo del agua, y este tipo de aparatos van a ser de gran ayuda para simplificar y abaratar los costes de estas operaciones.

El realizar actividades bajo el agua siempre ha sido muy costoso, pero con este tipo de aparatos está empezando a dejar de serlo y cada vez veremos más actividades en el entorno submarino.

Hemos de pensar que las tres cuartas partes de nuestro planeta están cubiertas por agua, y por lo tanto las oportunidades son muchas y variadas.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES