Los drones cuando vuelan tienen un “pequeño” problema y es que las condiciones climáticas les afectan mucho, ya que en general son pequeños y de poco peso. En condiciones adversas y con fuertes ráfagas de viento su vuelo se complica mucho.

Cuando se habla de las posibilidades de los drones y se hacen pruebas, siempre se realizan en óptimas condiciones de tiempo, y en muchos casos hay un controlador que los dirige, pero la realidad cuando tengan que realizar sus labores puede ser muy diferente.

Por eso los técnicos de Caltech han desarrollado un sistema llamado Neural Fly utilizando tecnologías de aprendizaje profundo ( Deep Learning ) en tiempo real para enseñar a volar a los drones en condiciones atmosféricas adversas ( vientos fuertes y cambiantes, etc … )

Imagen de Pexels en Pixabay 

Con este sistema, después de 12 minutos de vuelo el dron obtiene datos que le permiten aprender de su experiencia de vuelo y ser capaz de responder al efecto de fuertes vientos sobre él.

Se han realizado pruebas en drones volando en el túnel de viento de Caltech, y aplicándoles todo tipo de ráfagas de viento y hasta casi un vendaval, con resultados positivos.

Se puede ver un vídeo en: https://youtu.be/y3Z5ZJK6FDg

 Como muchas veces he comentado, la Inteligencia Artificial en sus diferentes formas se introduce en todo tipo de actividades para mejorar el funcionamiento de las máquinas.

Los drones van a ser una herramienta de uso muy común para diversas actividades, y debemos de estar seguros que desarrollan sus funciones con la mayor precisión posible y con el mínimo de supervisión.

Solo así serán realmente eficientes.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES