Al poco tiempo de que se aprobase que los coches autónomos en San Francisco pueden funcionar durante las 24 h. del día, se ha puesto en marcha la prueba de un servicio de buses autónomos. Lo cual indica bien a las claras que esta ciudad apuesta de manera decidida por la conducción autónoma de algunos servicios públicos., y creo que es una apuesta inteligente y con visión de futuro.

Los autobuses autónomos son una tecnología emergente que tiene el potencial de revolucionar el transporte público. Estos autobuses se operan sin conductor, utilizando sensores y software para navegar por las calles y transportar pasajeros de manera segura y eficiente.

San Francisco es una de las ciudades líderes en el desarrollo de autobuses autónomos. La ciudad ha estado trabajando en un programa piloto de autobuses autónomos desde 2017, y actualmente opera un servicio de autobús autónomo en el distrito de SoMa.

De manera genérica se podría decir que el programa piloto de San Francisco ha sido un éxito hasta ahora. Los autobuses autónomos han transportado a más de 100.000 pasajeros sin ningún incidente grave, y en general los pasajeros han elogiado los autobuses autónomos por su comodidad y seguridad.

Y eso ha llevado a que el Ayuntamiento haya extendido en este año 2023 el servicio de bus autónomo a otras áreas de la ciudad.

Parece claro que la ciudad de San Francisco está comprometida con el desarrollo de los vehículos de transporte autónomos. La ciudad, junto con las empresas que ofrecen los servicios, ha invertido bastantes millones de dólares en investigación y desarrollo, y está trabajando para crear un entorno regulatorio que sea propicio para estos servicios autónomos.

Experiencias similares se están llevando a cabo en otras muchas ciudades del mundo, pues casi todas ven las buenas posibilidades que se ofrecen para el transporte público en las ciudades, pero quizás sea San Francisco lo que va un poco por delante. Y seguramente sea por las muchas empresas tecnológicas que están ubicadas en sus alrededores.

Está todavía un poco lejos que veamos estos servicios en  nuestras ciudades, pero tengo claro que llegará tarde o temprano, aunque muchos se opongan. Y no hay más tonto que oponerse a los desarrollos tecnológicos que nos pueden hacer la vida más cómoda y segura.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES