El 12 de noviembre de 2023, la empresa Joby Aviation realizó con éxito un vuelo de exhibición en la ciudad de Nueva York. El vuelo, que duró aproximadamente 15 minutos, tuvo lugar en el aeropuerto de Teterboro y contó con la presencia de funcionarios de la ciudad, medios de comunicación y un público diverso.

El avión que realizó el vuelo es un eVTOL, o vehículo aéreo eléctrico de despegue y aterrizaje vertical. El eVTOL de Joby tiene seis rotores que le permiten despegar y aterrizar verticalmente, y luego volar horizontalmente a velocidades de hasta 320 kilómetros por hora. El avión tiene capacidad para cuatro pasajeros y un piloto.

El vuelo de exhibición de Joby en Nueva York es un hito importante para la industria de los taxis aéreos. Es el primer vuelo en taxi aéreo eléctrico en la ciudad, y la primera vez que Joby vuela en un entorno urbano. El vuelo demuestra que la tecnología de los taxis aéreos puede ser viable y segura, y que tiene el potencial de revolucionar la forma en que nos movemos por las ciudades.

Los taxis aéreos tienen el potencial de tener un impacto significativo en la movilidad urbana. Podrían reducir la congestión del tráfico, mejorar la eficiencia del transporte público y proporcionar una nueva forma de transporte para las personas que viven y trabajan en las ciudades.

Los taxis aéreos podrían reducir la congestión del tráfico al ofrecer una alternativa a los automóviles y el transporte público. Pueden volar directamente de un punto a otro, lo que los hace más eficientes que los automóviles, que tienen que detenerse en los semáforos y los atascos. Y además los taxis aéreos también pueden operar en rutas que no son posibles para los automóviles, como por encima de los edificios y el tráfico.

Los taxis aéreos podrían mejorar la eficiencia del transporte público al proporcionar una forma más rápida y conveniente de viajar. Estos vehículos podrían conectar a las personas con los sistemas de transporte público existentes, en espacial con los aeropuertos, lo que haría que sea más fácil para ellas viajar de una ciudad a otra.

Se puede ver un vídeo de ese vuelo en:  https://youtu.be/p-UmsFXlqPU

Los taxis aéreos aún enfrentan algunos desafíos antes de que puedan convertirse en una realidad generalizada. Uno de los desafíos es la regulación. Los taxis aéreos son una nueva tecnología, y los gobiernos aún están desarrollando las regulaciones que los regirán, pues los vuelos deben de ser totalmente seguros para las personas, tanto las que vuelan, como las que están en tierra.

Otro desafío es el costo. Los taxis aéreos son actualmente caros de fabricar y operar. Sin embargo, a medida que la tecnología se desarrolle y la demanda aumente, los costos se espera que bajen.

A pesar de los desafíos, el futuro de los taxis aéreos parece prometedor y muchas empresas apuestan por él para hacerse un hueco en el mercado del futuro. La tecnología de los taxis aéreos está madurando rápidamente, y la demanda de la nueva forma de transporte está creciendo. Es probable que los taxis aéreos se conviertan en una parte integral de la movilidad urbana en los próximos años.

Es algo que me gustará verlo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES