En la actualidad, cualquiera que inicia un negocio intenta “venderlo” como algo sostenible. Y una de las últimas locuras que he leído se refiere a un futuro avión supersónico sostenible. Me explico.

Un avión supersónico vuela a una velocidad por encima de la velocidad del sonido, y eso lo consigue con motores muy potentes que consumen mucho combustible. Es decir, cualquier pasajero volando en un vuelo supersónico consume mucho más combustible que otro pasajero volando en un avión convencional, del orden de 5 veces más. Eso es un hecho indiscutible.

Si el volar en avión en muchas de las ocasiones es una necesidad muy discutible, volar muy rápido y consumiendo más, en mi opinión es una total estupidez en los tiempos de emergencia climática en los que estamos, porque no es en absoluto necesario.

El mundo de la aeronáutica tiene que buscar el modo de hacerlo de manera no contaminante, y no lo tiene nada fácil, porque poner un avión grande en el aire requiere mucha energía. Y cuanto más potente es el motor, más contamina.

El posible nuevo avión supersónico de la empresa Boom, lo venden como “sostenible”, siguiendo la moda del “green-washing” que está tan de actualidad hoy en día. Es una manera de intentar engañar a la gente que no piensa mucho en la veracidad de lo que le cuentan.

Este nuevo avión supersónico de la empresa Boom está aún por diseñar, y tienen la intención de que vuele en unos 10 años. La empresa ha conseguido compromisos de pedidos de dos compañías aéreas norteamericanas ( American Airlines 20 aviones y United Airlines 15 aviones ) con la promesa de que va a ser sostenible usando combustibles SAF.

Para el que no lo sepa, los combustibles SAF se consiguen de restos de aceites o de cultivos vegetables, como por ejemplo soja. Y esos combustibles también contaminan, lo que sucede es que proceden de restos orgánicos que han absorbido parte de CO2, y por lo tanto la contaminación “global” es menor.

Por lo que he leído, a nivel estimativo un avión supersónico gastaría al año unos 24 millones de galones. Luego solo los 15 aviones de United Airlines consumirían 360 millones de galones al año, y para ello se necesitaría el 6% de toda la producción de soja anual de EEUU. Imaginaros lo que sucedería con más aviones.

Los recursos que nos ofrece nuestro planeta es para usarlos con sensatez y si, con sostenibilidad. Y eso quiere decir, no consumiendo más de lo que el planeta es capaz de producir

Hoy se consume en el mundo del orden de 20.000 millones de galones de queroseno, y los posibles combustibles SAF están todavía a decenas de años vista, pues se necesitan en cantidades de muchos millones de toneladas.

Creo que tenemos que ser un poco serios y no permitir que nos engañen, y en especial con el “green-washing” que está ahora tan de moda.

Hemos de decir que los vuelos supersónicos no son sostenibles, que no son en absoluto necesarios ( esa es mi opinión ), y solo sirve para satisfacer el ego de unos cuantos con mucho dinero para gastar. Y solo espero que este nuevo avión supersónico no llegue a volar nunca.

¿ Cuándo veremos a políticos y dirigentes que den mensajes claros a la sociedad, y que no permitan que nos engañen ?

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES