La inversión en robótica sigue creciendo a un ritmo acelerado, según las noticias que se han publicado las inversiones en robótica han alcanzado los 12 billones de dólares en 2023, un aumento del 17% respecto al año anterior. Este crecimiento se debe a una serie de factores, entre los que se incluyen la creciente demanda de automatización en las industrias manufacturera, logística y de servicios, los avances tecnológicos en el campo de la robótica y la disponibilidad de nuevas fuentes de financiación.

Y son los países más desarrollados en los que más se invierte, en especial en USA y China. Las empresas chinas ya no venden productos baratos debido a los bajos salarios, sino a la fuerte automatización de sus procesos industriales.

La industria manufacturera es el principal motor de la inversión en robótica. Las empresas manufactureras están adoptando cada vez más robots para automatizar sus procesos de producción, lo que les permite mejorar la eficiencia, la productividad y la calidad. En 2023, la industria manufacturera representó el 60% de la inversión total en robótica.

La logística es otra industria que está apostando mucho por la robótica. Los robots se utilizan cada vez más para automatizar las tareas de almacenamiento, picking y transporte de mercancías. En 2023, la logística representó el 20% de la inversión total en robótica.

Los servicios también están empezando a adoptar la robótica. Los robots se utilizan cada vez más para automatizar tareas como la atención al cliente, la limpieza y la seguridad. En 2023, los servicios representaron el 20% de la inversión total en robótica.

Los avances tecnológicos están impulsando la inversión en robótica. Los nuevos desarrollos en el campo de la inteligencia artificial, la visión artificial y la robótica colaborativa están haciendo que los robots sean más inteligentes, precisos y seguros. Esto está haciendo que los robots sean más atractivos para las empresas, que pueden utilizarlos para realizar tareas complejas y peligrosas que antes eran realizadas por humanos.

Y como las empresas financieras ven un negocio en expansión, generan nuevas fuentes de financiación en este campo. Los fondos de capital riesgo están cada vez más interesados en invertir en empresas de robótica, lo que está proporcionando a estas empresas el capital necesario para desarrollar nuevas tecnologías y expandir sus negocios.

Las perspectivas para la inversión en robótica son positivas a futuro. Se espera que la inversión siga creciendo a un ritmo fuerte en los próximos años, pues la automatización ( ahora ayudada por la IA ) continúa imparable por el mundo adelante.

Pero no podemos olvidar que toda cara lleva su cruz. La robótica desplaza a muchas personas de sus trabajos, y la gente tiene que estar dispuesta a adaptarse a las nuevas circunstancias del trabajo. Cosa que se dice muy fácil, pero la realidad para algunos puede ser bastante difícil.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES