El 18 de junio de 2023, los votantes suizos aprobaron por abrumadora mayoría una nueva ley climática que hará que el país reduzca a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero para 2050.

La Ley de Objetivos de Protección Climática, Innovación y Fortalecimiento de la Seguridad Energética se aprobó con el 59,1 % de los votos, una clara mayoría que envió una fuerte señal al mundo de que Suiza está comprometida a tomar medidas sobre el cambio climático.

Y este referéndum ha sido propuesto por la mayoría de los partidos políticos y con la oposición de la extrema derecha SVP ( Swiss People’s Party ), como sucede en casi todos los países. Y se ha hecho porque entre otras cosas los glaciares de los Alpes suizos ya han perdido el 30% de su volumen en los últimos 20 años.

La nueva ley establece una serie de objetivos ambiciosos, que incluyen:

Reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50% para 2030, en comparación con los niveles de 1990.

Alcanzar emisiones netas cero para 2050.

Invertir 2.000 millones de francos suizos (alrededor de 2.200 millones de dólares) en energías renovables y medidas de eficiencia energética.

Impulsar el desarrollo de tecnologías de emisiones negativas, como la captura y almacenamiento de carbono.

La ley también incluye una serie de disposiciones para ayudar a garantizar que la transición a una economía baja en carbono sea justa. Por ejemplo, brinda apoyo financiero a empresas y hogares que luchan por cambiar a una energía más limpia.

En la foto siguiente se puede ver como estaba un valle hace años y como está en la actualidad.

La aprobación de la nueva ley climática es una gran victoria para el gobierno suizo y para los activistas climáticos. Muestra que el pueblo suizo está comprometido a tomar medidas sobre el cambio climático, incluso frente a la oposición de algunos sectores. La ley también es un importante paso adelante para la reputación internacional de Suiza como líder en la acción climática.

La nueva ley no está exenta de desafíos. Requerirá un cambio significativo en la forma en que Suiza produce y consume energía. Sin embargo, el gobierno confía en que la ley es factible y ya ha comenzado a poner en marcha las medidas necesarias para hacerla realidad.

La aprobación de la nueva ley climática es un hito importante en el viaje de Suiza hacia un futuro bajo en carbono. Es una señal de que el pueblo suizo se está tomando en serio el cambio climático y envía una fuerte señal al mundo de que Suiza está comprometida a desempeñar su papel para enfrentar este desafío global.

La nueva ley climática tendrá un impacto significativo en la economía y la sociedad de Suiza. Requerirá un cambio importante en la forma en que Suiza produce y consume energía, y creará nuevas oportunidades para empresas y puestos de trabajo en el sector de la energía limpia. La ley también ayudará a reducir la dependencia de Suiza de la energía importada, lo que hará que el país sea más seguro energéticamente.

También es probable que la nueva ley tenga un impacto positivo en el entorno suizo. Contribuirá a reducir la contaminación del aire y las emisiones de gases de efecto invernadero, lo que mejorará la calidad del aire y contribuirá a mitigar los efectos del cambio climático. La ley también ayudará a proteger los glaciares de Suiza y otros activos naturales.

La aprobación de la nueva ley climática es una gran victoria para el pueblo suizo y para los activistas climáticos. Muestra que los suizos están comprometidos a tomar medidas sobre el cambio climático y envía una fuerte señal al mundo de que Suiza es un líder en la acción climática.

En definitiva, un mensaje más que positivo para todos. Ojalá se repitiese en todos los países, y se llevase a la práctica.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES