¿ Lo que está pasando en Ucrania le hará cambiar a Europa ?

Después de más de una semana de ver la barbarie que está sucediendo en Ucrania me hace pensar en el futuro de Europa, o mejor dicho de lo que hoy es la Comunidad Europea, que lamentablemente ya no cuenta con Inglaterra entre sus miembros por decisión de ellos.

La idea europea de tener un espacio común económico y político ha sido un gran éxito que ha traído el periodo más largo de paz y prosperidad al Continente, y mantener algo hay que estar dispuesto a trabajar con esfuerzo por ello. Y los europeos cada día somos más cómodos y más viejos.

Lo que está sucediendo en Ucrania es una vergüenza para Rusia, porque ha sido el país que ha atacado, pero creo que hay muy pocos “inocentes”. Los únicos inocentes son las pobres gentes que están muriendo por causa de la guerra, y otros muchos trabajadores que sufrirán problemas económicos como daños colaterales del conflicto.

No es nada inocente intentar ampliar la OTAN proponiendo que se incorpore Ucrania para cercar un poco más a Rusia.

Cuando se produce un conflicto, como cuando se produce un asesinato, la pregunta clave es: ¿ quien se ha beneficiado de ese hecho ?

Desde luego Ucrania no, que sufre la guerra en su territorio y muere su gente. Rusia tampoco, pues aunque gane la guerra militar, ha perdido la guerra económica y de influencia a nivel mundial. Y Europa también pierde al tener un drama humano y económico en sus fronteras

Gana China, a la que Rusia tiene que recurrir para sortear en parte sus problemas económicos y de suministros. Y sobre todo ganan los USA, que sin mover un dedo se encuentran con un contrincante mucho más debilitado.

Esta guerra viene después del “susto” del Covid-19 y el problema logístico que trajo consigo, cuando nos encontramos que los productos “baratos” que comprábamos en Asia, ya no los recibíamos. Demostrando que en muchas ocasiones lo barato puede resultar caro, y que la cooperación es buena, pero no la dependencia absoluta.

En las últimas decenas de años Europa perdió gran parte de su infraestructura industrial y si es inteligente debería de recuperar una parte de ella.

Y ahora toca abordar de manera urgente el problema de los combustibles fósiles. Europa comprueba que depende de Rusia para el gas y el petróleo, pero por otro lado debemos de dejarlos de lado lo antes posible para afrontar el gran reto del cambio climático.

Hace poco han surgido voces clamando por acelerar la transición tecnológica de nuestra generación de energía. Más vale tarde que nunca, y esperemos que esta vez vaya en serio y el esfuerzo continúe en los próximos años.

La mayoría tenemos muy claro que de las confrontaciones y guerras solo surge miseria y sufrimiento. Y lo estamos viendo en Ucrania de manera palpable.

¿Tendrán nuestros dirigentes la inteligencia y altura de miras para conseguir la paz y establecer mecanismos de colaboración entre todas las partes con cara al futuro ?

¿ O van a ganar los que proponen que nos armemos más y mejor ? Si así fuese, sería muy de lamentar y todos pagaremos el precio.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES