Después del escándalo originado por el programa espía llamado Pegasus que vendía la empresa israelita  NSO Group  para que sus clientes (  gobiernos y empresas ) pudiesen espiar a ciertas personas, las cosas parecen más calmadas porque apenas se publican noticias de espionaje electrónico, pero no por eso la situación ha cambiado.

El gobierno USA sancionó a la empresa NSO a finales de 2021 porque con su programa espía Pegasus se vulneraban los derechos de periodistas, políticos y defensores de los derechos humanos.

Y eso fue un fuerte varapalo para la potente industria israelita dedicada al hackeo. Algunas empresas han desaparecido, otras han cambiado de nombre y evolucionado en su actividad, etc …    Pero la necesidad del “mercado” sigue presente, y los técnicos siguen vivos y supongo que trabajando.

En Europa hay empresas que realizan funciones más o menos similares, y otras se han instalado en países del este ( Kazajstan, etc … ) que tienen una legislación más permisiva en el tema de los derechos humanos.

Las dictaduras más o menos encubiertas no han disminuido en los últimos años, sino que cada vez son más poderosas. Y además algunos países que se declaran democráticos están gobernados por dirigentes autocráticos, a los que les gusta controlar a los ciudadanos de su país. Y esos dirigentes necesitan herramientas de control de las personas.

Habiendo una necesidad hay un mercado, y si hay un mercado alguien le suministrará lo que necesite.

Ahora hay gobiernos que ofrecen muchas y buenas posibilidades a los expertos en hacking, para que trabajen con ellos, y/o creen empresas en sus países.

No nos engañemos, los poderosos harán todo lo posible para mantenerse en el poder todo el tiempo que puedan, y la información que les ofrece el espionaje electrónico es una herramienta imprescindible para ellos.

A Pegasus le sustituirán otros programas ( seguro que ya los hay ), y los simples mortales solo nos enteraremos si es que se produce algún “error” en su utilización.

Este mundo es así de perro.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES