Creo que nunca ha habido tanta investigación sobre las baterías eléctricas como en la actualidad, y la razón es muy sencilla: el enorme mercado de los dispositivos eléctricos. Se necesitan tanto en coches, como en robots, y otros tipos de vehículos, y también en los muchísimos dispositivos que llevamos todos con nosotros.

La mayoría de los esfuerzos se dirigen a obtener baterías con mayor capacidad de carga ( y a ser posible con menor tiempo de recarga ) para que los dispositivos eléctricos funcionen durante más tiempo. Que los coches tengan mayor autonomía, etc …. , y ya hay algunos prototipos funcionando y se espera que puedan estar en el mercado en unos pocos años.

Pero en cambio, otros ponen la prioridad en conseguir tiempos de recarga muy cortos, aunque la capacidad de dichas baterías sea similar a las actuales. Su estrategia es muy clara: si una batería se recarga en poco más de 2 minutos, no nos importará mucho recargarla mientras nos tomamos un café.

Este último es el caso de la empresa Tyfast  , que promete baterías recargables en 3 minutos con hasta 20.000 ciclos de recarga. Y es una propuesta a tener muy en serio.

Sus baterías se componen de un ánodo con vanadio, en lugar del grafito que se usa en las baterías actuales. Eso hace que los iones se puedan mover con mucha mayor facilidad, mejorando la velocidad de la recarga y el número de recargas que soporta durante su vida útil.

El material del ánodo es algo más caro, pero la batería soporta más del doble de recargas, por lo que a lo largo de su vida útil puede resultar económicamente viable.

Si uno piensa en un coche eléctrico actual que tiene una autonomía de entre 300 y 400 Km., y que pueda ser totalmente recargado en unos 3 minutos, esta opción puede resultar muy factible, pues repostar la gasolina nos lleva un tiempo similar.

Y lo mismo puede suceder con otros dispositivos como los robots. Si se puede recargar en 3 minutos, eso quiere decir que el robot puede estar operativo casi las 24 horas del día.

El enfoque de negocio de esta gente puede tener buenas perspectivas. Ahora hace falta confirmar que se materializan las “promesas” que hacen de sus baterías.

El tiempo lo dirá.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

2 comentarios en «Otro nuevo tipo de batería de carga rápida»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES