Y me refiero a las ostras como alimento, si a las ostras.

La idea la he leído de Sajjad Choudhury @saijad choudhury que ha escrito en la revista Medium, y me ha hecho ver una nueva perspectiva de este desconocido animal marino y desde aquí se lo agradezco.

En general vemos a las ostras como un producto caro, exclusivo, minoritario,  etc … y que la mayoría comemos en escasas ocasiones. Pero supongo que eso es porque se producen pocas y sus precios son elevados.

Hoy se escribe mucho sobre el cambio climático y sus diversas causas, y una de ellas es la manera de alimentarnos.

El ganado ocupa en torno al 70% del terreno agrícola, nos aporta el 20% de las calorías que consumimos y genera el 40% de las emisiones de metano a la atmósfera.

Se está trabajando mucho en obtener carnes artificiales, que es un camino viable para disponer de nuevos alimentos y habría que añadir otros, y cuantos más mejor. Y quizás las ostras pudiese ser uno de ellos.

Aporto algunos datos sobre las ostras.

Seis ostras nos aportan solo 50 calorías, pero tienen otros nutrientes.

100 gr. de ostras nos aportan 7 gr. de proteína, el 80% de nuestras necesidades diarias de Vitamina C, más del 300% de nuestras necesidades diarias de Vitamina 12, además de otros productos como Omega 3, Selenio, etc …

Y su cultivo tiene en mi opinión dos enormes ventajas: apenas ocupa espacio y no hay que alimentarlas.

Las ostras se pueden cultivar unas sobre otras colocadas en soportes verticales bajo el agua.

Y para su alimentación, lo hacen absorbiendo los nutrientes que están en las aguas que las circundan, y es fundamental que esas aguas deben de tener flujos agua corriente para una mejor alimentación.

Las necesidades del personal que se necesita para su mantenimiento son muy pequeñas, y si se cultivasen en grandes cantidades, sus precios deberían de bajar notablemente; con lo que la gente las compraría más y pasarían a ser más populares.

Este es un posible negocio que no necesita grandes inversiones, se trata más bien de cambiar nuestra mentalidad y descubrir nuevas posibilidades de crear una start-up en lugares donde ahora solo vemos agua.

Ojalá que alguien se anime.      

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES