La desinformación de los anti-vacunas que circula por las redes sociales es una auténtica vergüenza mundial. Gente en el nombre de la libertad de expresión se dedica a emitir informaciones falsas y/o malintencionadas sobre multitud de temas.

Y uno de ellos es el Covid-19. Desde que se empezaron a desarrollar las posibles vacunas para disminuir o eliminar ese problema, aparecieron en las redes multitud de informaciones ( en realidad desinformaciones ) sobre lo malas que eran las vacunas.

Y no han parado desde entonces. Diciendo que mataba a la gente, que producía infertilidad, y otras barbaridades por el estilo. Y los dueños de las redes sociales ( Facebook, YouTube, etc …. ) han permitido todo esto en especial porque les aporta ingresos.

Cuanta más gente se mueve en las redes, más datos obtienen y por lo tanto más datos venden y en consecuencia más ingresan.

Se conoce quienes son los principales originarios de la desinformación anti-vacunas. Son 12 individuos con muchos seguidores que a su vez tienen otros, y así sucesivamente.  Y en poco tiempo se consiguen millones de entradas removiendo las mentiras.

Recientemente ha anunciado You Tube que va a prohibir la desinformación sobre el Covid en su red, lo cual me parece bien pero muy tardío. ¿ Porqué han tardado más de un año en decidir algo que parece tan razonable ? ¿ Qué intereses les mueven ahora ?

Porque no tenemos que ser ingenuos y llevarnos a engaño, no deciden eso por el bien común.

No sé cuando nuestra sociedad, con los políticos al frente, abordará el grave problema de la desinformación en Internet. Y estando los políticos de por medio soy de lo más pesimista.

Si alguien publica una noticia falsa en un periódico, dicho periódico puede ser sancionado con una cierta rapidez. Pero en Internet no sucede lo mismo, y se puede mentir a propósito y con total descaro.

La desinformación de los anti-vacunas no se debería de permitir. Nos ha costado más de 100 años conseguir los altos niveles sanitarios actuales, y no se puede tirar ese esfuerzo al cubo de la basura.

Todo esto genera un importante perjuicio social y mucha gente avisa del riesgo que puede suponer para la democracia que tenemos.

¿ Reaccionaremos ?  Todo apunta a que no, y es una gran pena.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES