Se está produciendo una lucha muy fuerte por ver quien lidera los sistemas de información de los coches en el futuro. Porque en un futuro ya inmediato, los coches van a tener un sistema de tracción ( cada vez más eléctrico ), un sistema informático con un gran poder de cálculo, y un sistema de información.

El sistema de información informará de “todo”, lo del interior del coche pero también de lo exterior al coche, y lo relacionado con los que viajan en él. Y ahí es donde Google quiere hacerse fuerte, y de momento parece que lo consigue con los pasos que está dando.

Se acaba de presentar  Google HD Maps , que son mapas de Google en alta definición para ser usados por los fabricantes de automóviles, y estos nuevos mapas añaden información detallada sobre las señales de la carretera, las marcas de señalización de carriles, etc … , es decir son mapas más y más completos cada día.

 De este modo, el ordenador del coche junto con los datos de los sensores que tiene instalados, dispone de una mejor información para proporcionar “ayudas” al conductor, y conseguir que en ciertas condiciones puede circular sin la necesidad de tener las manos sobre el volante.

Los fabricantes de coches no son buenos en informática, y para sus nuevos coches es más que posible que busquen colaborar con los verdaderos expertos en el tema. Y ahí es donde Google quiere entrar, junto con otros.

Porque también hay otros que se están posicionando, como es el caso de Nvidia y el sistema de computación que ofrece a los fabricantes de coches para que sea el computador central del sistema.

Y ahí entra también Google con sus aplicaciones informáticas y APP’s en general.

He leído que VOLVO y Polestar van a incluir el Google HD Maps en sus coches eléctricos futuros para mejorar la seguridad y el confort de sus pasajeros. Y hay otros que van por el mismo camino, como es el caso de GM, y parece que también Ford y Renault.

Otros en cambio como Stellantis se inclinan por Tom Tom para los mapas, y Amazon Alexa como su asistente digital.

Pero de una manera u otra, todos los fabricantes de coches van a acabar dependiendo de grandes empresas informáticas para configurar el coche del futuro. Que será eléctrico, y dicho de manera muy simple: un ordenador con ruedas. Y en ese entorno del ordenador, los expertos informáticos ( como Google ) tienen mucho que decir.

Si levantamos un poco nuestro punto de visión, podemos ver como Google y otros, van extendiendo sus negocios hacia nuevos mercados que están surgiendo. Pero para poder intentar entrar en esos nuevos mercados hay que ser muy bueno y disponer de mucho dinero para invertir en el largo plazo.

Y de eso Google también sabe bastante

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES