Visitas: 0

La empresa se llama Wayve, es inglesa y fue fundada en el año 2017. Llevan trabajando en silencio más de 6 años, y acaba de recibir una inyección de capital de más de 1 billón de dólares para continuar con sus trabajos. Se puede ver la WEB de la empresa en  https://wayve.ai/

Se enfoque para la resolución del problema de la conducción autónoma de un coche es diferente al de Waymo y al de otras empresas, y ellos lo llaman  “Embodied AI”    “ Inteligencia Artificial Encarnada”  que según dicen aprende interactuando con el tráfico en el mundo real.

Tienen algunos coches circulando por Londres, pero no ofrecen servicios de taxi autónomo. Ellos se ofrecen como un socio para los OEM’s, o sea que su “sistema” se podría integrar en un modelo de uno de los diferentes fabricantes de automóviles.

A diferencia de otros competidores que dependen en gran medida de mapas muy detallados y sensores LIDAR de alta gama, Wayve apuesta por un sistema que aprende de la experiencia en el mundo real, imitando la forma en que los humanos conducen.

La tecnología de Wayve se basa en la idea de que la inteligencia artificial puede aprender a conducir observando y actuando en el entorno real. Para ello, sus vehículos están equipados con cámaras, sensores y software de aprendizaje automático que les permiten percibir el mundo que les rodea, comprender las reglas de la carretera y tomar decisiones de conducción seguras.

En la foto inferior se puede ver un coche Wayve circulando por Londres

A medida que los vehículos circulan por las calles, recopilan datos sobre el comportamiento de otros conductores, peatones y ciclistas, así como sobre las condiciones del tráfico y las señales viales. Esta información se utiliza para entrenar continuamente el sistema de IA, mejorando su capacidad para navegar por entornos complejos y tomar decisiones acertadas en tiempo real.

Uno de los aspectos clave de la tecnología de Wayve es su capacidad para aprender de forma incremental a partir de la experiencia. Esto significa que el sistema no necesita ser pre-cargado con mapas detallados o conjuntos de datos exhaustivos para funcionar.

En cambio, puede comenzar a aprender desde cero y seguir mejorando con el tiempo a medida que se expone a más situaciones en el mundo real. Esta capacidad de aprendizaje continuo es crucial para el desarrollo de sistemas de conducción autónoma que puedan funcionar de manera segura y confiable en una amplia gama de escenarios.

Video de un recorrido por Londres: https://youtu.be/mU3TFv9Zi4I

La reciente inyección de capital de más de 1 billón de dólares a Wayve es un claro indicio del potencial que los inversores ( SoftBank, Microsoft y NVIDIA ) ven en su tecnología. Esta financiación permitirá a la empresa expandir su equipo de investigación y desarrollo, ampliar sus operaciones de prueba y acelerar el desarrollo de sus productos.

El enfoque para resolver el problema es innovador, y resulta menos costoso del seguido por Waymo y otras. No está claro que le permita convertirse en un líder de la conducción autónoma, pero su apuesta por la IA es muy interesante y puede resultar decisiva.

Ellos insisten mucho en que su sistema podría conducir a una reducción significativa en los accidentes de tráfico, así como a una mayor eficiencia y comodidad en el transporte. Y eso es un buen argumento de venta para un fabricante de coches y para los usuarios.

Es importante tener en cuenta que la tecnología de conducción autónoma, después de muchos años y de mucho dinero invertido, todavía está en sus primeras etapas de desarrollo y que existen desafíos importantes que deben abordarse antes de que pueda implementarse de manera generalizada

Pero el enfoque de Wayve es interesante. Y les deseo lo mejor.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES