Está claro que los sistemas de conducción manos libres se ofrecen en casi todos los nuevos modelos, y en especial si es un coche de alta gama, pero en general los fabricantes de coches tienen mucho cuidado en insistir que el conductor no debe de quitar los ojos de lo que sucede en la carretera, y que sigue siendo responsable de la seguridad del vehículo.

Pero una cose es lo que se dice, y otra a veces bastante diferente es lo que se hace. Pues según estos sistemas aumentan sus capacidades, los conductores se confían más en ellos y acaban prestando menos cuidado a lo que sucede en la carretera. Y de ahí al accidente solo hay un paso.

He leído que General Motors va a llevar una campaña informativa sobre su sistema de conducción manos libres llamado Super Cruise, para explicar lo que hace y lo que no hace, e insistir a los posibles clientes que no es un sistema de conducción autónomo. E insistiendo que son los conductores los únicos responsables de la seguridad de su coche.

Creo que es una acción muy interesante la de informar a los usuarios de lo que tienen en sus manos, y en especial después de tantos comentarios tendentes a desinformar, como los realizados por Tesla con su sistema Full Self-Driving, que no es en absoluto Full Driving  y que ya ha producido 17 muertes. No entiendo como las autoridades permiten estos engaños.

 No hay que engañarse, estos sistemas son “ayudas” a la conducción que pueden convertirse en un “riesgo” si los conductores se confían demasiado en ellos y dejan de prestar atención a lo que sucede en la carretera. Cosa que es muy normal después de un cierto tiempo de usarlos.

Y aunque los usen bien, con el tiempo la gente se va confiando, y cuando en un momento dado el conductor tiene que hacerse cargo de la conducción, es muy posible que tarde más de lo debido en hacerlo y llegue a sufrir un accidente.

No tengo muy claro donde está el punto medio de la utilización de estas “mejoras” a la conducción. En las autopistas hay menos incidencias y pueden ser más útiles, y en las ciudades las posibles incidencias son mayores y es posible que sean menos útiles.

Cada conductor deberá de estar lo mejor informado posible, y tendrá que ver como aplica estas ayudas a su conducción. Y por eso aplaudo la iniciativa de GM de informar a los usuarios, pues es una muestra de responsabilidad.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES