Cada día más empresas anuncian modalidades de conducción autónoma para sus coches, e incluso algunos como Tesla dicen que están dispuestos a ofrecer su servicio de conducción autónoma a otros fabricantes. Y creo que todo esto es fundamentalmente una campaña de marketing de estas empresas, ya que no les cuesta nada decir estas cosas, y así aparecer en los medios de comunicación. Es una propaganda que les resulta muy barata.

Empezando con Tesla, llevan años diciendo que tenían un sistema de “full- driving”, que en realidad no tiene nada de FULL, pues ni siquiera alcanza el Nivel 3 de conducción autónoma.  Ahora su Presidente ( Elon Musk ) vuelve a decir que esperan tenerlo resuelto a fin de este año 2023. Algo que ya lleva diciendo durante más de 3 años.

En el caso de Ford, en USA ofrece su sistema “BlueCruise” de conducción autónoma en algunos modelos, y ahora va a ofrecerlo también en Europa, empezando por UK, y luego seguirán Alemania y Francia.

En Inglaterra el sistema de Ford funcionará en 6000 Km. de autopistas ( llamadas Blue Zones ) que van de norte a sur del país, y Ford no engaña y avisa de que con su sistema el conductor debe de permanecer atento al volante.

El sistema tiene una serie de cámaras y sensores, que además de la carretera analizan al conductor, y si ven que éste se despista durante más de 10 segundos de lo que sucede en la carretera, en cuyo caso le hacen una llamada de aviso. Y si no reacciona, se activa ligeramente el freno y se desconecta el sistema de conducción haciendo sonar una alarma sonora

El sistema de Ford en UK ya lo usan algunos clientes por un precio mensual de 21 euros. Y según se vaya desarrollando y mejorando, incluirá más carreteras, pero siempre exigiendo la atención del conductor, y sin el interés de Ford por pasar de un Nivel 3 de conducción autónoma.

A ningún fabricante de automóviles le interesa pasar del Nivel 3 de conducción autónoma, pues de esa manera los conductores serán siempre responsables de lo que sucede con su coche. Ya que son ellos los que conducen, y el fabricante del coche “solo” les ofrece ayudas para facilitar su conducción.

Este punto es fundamental para evitar problemas futuros de responsabilidad por accidentes.

Y el que unos fabricantes licencien a otros su sistema de conducción autónoma tampoco es nada fácil. Pues hoy son sistemas muy complejos de Hardware ( computador, sensores, etc … ) y Software que están evolucionando . Y una cosa que no es estándar ni repetitiva, es difícilmente traspasable de uno a otro fabricante.

Si dentro de bastantes años se estandarizan los computadores de los coches eléctricos, y los sensores que llevan, es posible que se puedan traspasar programas de unos fabricantes  otros. Pero para eso aún queda bastante tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES