En el mundo solo hay 2 fabricantes de aviones grandes: Boeing y Airbus, que se reparten el mercado mundial de la aeronáutica. Y estos son los datos que he podido conseguir de los aviones que han entregado ambas empresas en los dos últimos años.


Entregas de aviones de Boeing y Airbus en 2022 y 2023:

2022:

  • Airbus: 611 aviones
  • Boeing: 480 aviones

2023:

  • Airbus: 735 aviones
  • Boeing: 528 aviones

En resumen:

  • Airbus entregó 124 aviones más en 2023 que en 2022, lo que representa un aumento del 20%.
  • Boeing entregó 48 aviones más en 2023 que en 2022, lo que representa un aumento del 10%.
  • Airbus superó a Boeing en entregas en ambos años.

Desglose por modelos:

Airbus:

  • Familia A220: 68 entregas en 2023 (un 28,3% más que en 2022)
  • Familia A320: 571 entregas en 2023 (un 10,6% más que en 2022)
  • Familia A330: 53 entregas en 2023 (igual que en 2022)
  • Familia A350: 64 entregas en 2023 (un 6,6% menos que en 2022)

Boeing:

  • Familia 737: 396 entregas en 2023 (un 10,7% más que en 2022)
  • 787 Dreamliner: 73 entregas en 2023 (un 2,8% más que en 2022)
  • 747: 8 entregas en 2023 (un 33,3% menos que en 2022)

Pedidos:

  • Airbus: 1.399 pedidos en 2023 (366 más que en 2022). Aunque en otra fuente he leído que habían conseguido más de 2.000 aviones     ???
  • Boeing: 971 pedidos en 2023 (203 menos que en 2022)

Vemos que también Airbus también superó a Boeing en pedidos en 2023.

Ambas empresas tienen una cartera de pedidos de miles de aviones, del orden de 8.000 por parte de Airbus y unos 5.600 en el caso de Boeing. Con lo que las aerolíneas ponen pedidos de aviones que tardarán muchos años en recibir, pero lo hacen para tener algún avión disponible dentro de unos años, teniendo en cuenta el aumento que se va a producir del tráfico aéreo.

La línea A320 de Airbus está completa hasta el año 2030, y tienen la intención de aumentar su producción de los 48 aviones mensuales actuales a los 75 mensuales. Pero de la intención al hecho hay un largo trecho, y mucho trabajo duro por realizar.

Los problemas de calidad que ha sufrido Boeing en sus aviones en los últimos años han supuesto un gran beneficio para su competidor, que se refleja muy bien en las entregas realizadas y en los pedidos recibidos de los clientes.

Con este panorama el mundo de la aeronáutica parece de color rosa, pero no es así del todo, pues estos aviones generan una contaminación ambiental que no es en absoluto despreciable, y que es muy difícil de corregir, ya que es muy complicado y requiere mucha energía mantener en el aire un avión de 200 toneladas de peso.

El reto de la aeronáutica para cumplir con las condiciones climáticas es más que complejo, y está por ver si se puede cumplir, aunque de momento casi nadie dice nada porque estamos todavía muy lejos del año 2050, año en el que se han comprometido a tener CERO emisiones netas de carbono. Pero ese día llegará.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES