Los drones de transporte de pasajeros han sido un tema candente en el último Salón de Le Bourget de París de 2023. Varias empresas exhibieron sus últimos modelos, que prometen revolucionar el transporte urbano.

Uno de los drones más llamativos fue el AirCar de Klein Vision. Este dron biplaza puede despegar y aterrizar verticalmente, como un helicóptero, pero también puede volar como un avión. Tiene una velocidad máxima de 190 mph y un alcance de 600 millas.

Otro dron interesante fue el Volocopter 2X de Volocopter. Este dron de cuatro plazas tiene una velocidad máxima de 60 mph y un alcance de 27 millas. Está diseñado para vuelos de corta distancia, como los desplazamientos entre los centros de las ciudades, o viajes desde el centro de la ciudad a un aeropuerto.

El EHang 216 de EHang es otro dron de cuatro plazas diseñado para vuelos de corta distancia. Tiene una velocidad máxima de 63 mph y un alcance de 130 millas.

Existen muchos modelos y algunos como Volocopter realizaron vuelos de exhibición y prueba.

Todos estos drones aún están en etapa de desarrollo, pero tienen el potencial de revolucionar el transporte urbano. Podrían proporcionar una forma más rápida, más eficiente y más respetuosa con el medio ambiente de moverse por las ciudades.

Además de estos drones de transporte de pasajeros, también se exhibieron otras tecnologías relacionadas con drones en el Salón del Automóvil de París. Estos incluyeron:

Sistemas de entrega con drones: varias empresas exhibieron sus últimos sistemas de entrega con drones. Estos sistemas podrían usarse para entregar alimentos, paquetes y otros bienes a personas en áreas urbanas.

Sistemas de gestión de tráfico basados en drones: estos sistemas podrían utilizarse para gestionar el tráfico de drones en áreas urbanas. Podrían ayudar a prevenir colisiones y garantizar que los drones vuelen con seguridad.

Sistemas de seguridad basados en drones: estos sistemas podrían usarse para patrullar áreas urbanas y mantenerlas seguras. Podrían usarse para detectar y disuadir el crimen, y también podrían usarse para responder a emergencias.

Y por supuesto muchos drones militares que pueden atacar a varios kilómetros de distancia sin poner en riesgo la vida de ningún piloto. Y después de lo visto en la reciente guerra de Ucrania, su popularidad no ha hecho más que aumentar.

En definitiva, el pasado Salón del Automóvil de París fue un escaparate de las últimas tecnologías de drones, además de la presentación de los modelos de aviones como siempre. Pero la estrella del Salón fueron sin duda los drones de transporte de pasajeros que aún se encuentran en las primeras etapas de su desarrollo, pero tienen el potencial de revolucionar el transporte urbano.

Hay una serie de desafíos que deben abordarse antes de que los drones de transporte de pasajeros puedan convertirse en una realidad. Estos desafíos incluyen:

Seguridad: Los drones deben estar certificados como seguros para el transporte de pasajeros. Esto requerirá pruebas y regulaciones exhaustivas.

Regulación: los gobiernos deben desarrollar regulaciones para los drones de transporte de pasajeros. Estas reglamentaciones deberán abordar cuestiones como la gestión del espacio aéreo, la seguridad y la responsabilidad

.

Infraestructura: será necesario construir una nueva infraestructura para soportar los drones de transporte de pasajeros. Esto incluye plataformas de aterrizaje, estaciones de carga y sistemas de control de tráfico aéreo.

A pesar de estos desafíos, hay mucho optimismo sobre el futuro de los drones de transporte de pasajeros. La tecnología avanza rápidamente y existe una creciente demanda de este tipo de transporte. Es probable que veamos los drones de transporte de pasajeros hacerse realidad en unos cuantos años, pero no en los próximos.

Pero todo esto no puede hacer perder la perspectiva de que los drones de transporte de pasajeros están todavía a varios años de que los veamos surcando los cielos, y en especial por razones de seguridad.

El transporte aéreo es hoy muy seguro, y así debe de seguir siendo. Para que un aparato transporte a una persona por el aire debe de cumplir requerimientos muy estrictos de seguridad aérea, y los fabricantes de drones están todavía lejos de cumplir con los requisitos aplicados en aeronáutica.

Una cosa es hacer una prueba de vuelo con un aparato, y otra muy diferente es transportar a personas por el aire de manera segura y fiable. Y es más que posible que pasen 10 ó 20 años antes de que veamos drones transportando personas por encima de las ciudades, pero ese día llegará y está por ver que fabricante de drones es capaz aguantar el esfuerzo económico necesario para llegar hasta él.

Según estimaciones de Morgan Stanley el mercado de estos drones será de 1 trillón en el año 2040 y de 9 trillones den el año 2050, y que las ventas “reales” se darán a partir del año 2035, sobre todo por las dificultades de certificación de los aparatos, tanto en Europa como en USA.

Es decir que nos quedan más de 10 años para ver noticias de drones de transporte de pasajeros, pero se tratará de eso, de noticias y de pruebas. La realidad del mercado aún tardará algo en llegar.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES