Desde hace decenas de años la Logística es un área fundamental en el proceso productivo y de distribución, y los almacenes se han dotado de robots de manera acelerada para satisfacer las necesidades de tantos pedidos que deben ser gestionados en el menor tiempo posible.

El incremento del comercio electrónico ha ampliado esta presión y los grandes distribuidores ( Amazon y otros ) tiene multitud de robots en sus almacenes, y eso les permite ser mucho más ágiles a la hora de acelerar sus entregas a los clientes.

Cualquiera que compre algo en Amazon ( yo compro poco pero también lo percibo ), puede comprobar que al realizar el pedido le dan una fecha de entrega prevista, y que en muchos casos esa entrega se adelanta a la previsión recibida.

Eso es por la enorme automatización de todo el proceso logístico y los robots en sus diferentes formas y tamaños, no hacen más que extenderse por todos los almacenes.

En un almacén los robots adoptan muy diversas formas según sea el objetivo de su función. Desde un carro de transporte que se mueve solo, hasta un robot que manipula cajas y las coloca en una cinta transportadora, pasando por un robot que embala, etc ….

Las empresas que fabrican robots para estos menesteres siguen creciendo sus facturaciones de año en año, y de momento no se le ve un fin, aunque ya se sabe que la felicidad no dura para siempre.

Si entráis en la web de una empresa como Locus Robotics podeis observar la enorme variedad de propuestas que ofrecen al mercado. https://locusrobotics.com/

Y como ésta hay otras muchas empresas ofreciendo soluciones, pues cuando un mercado crece las empresas van hacia él como las moscas a la miel. Hay mucha dulzura a repartir.

Los robots tienen la ventaja adicional que su trabajo también puede ser controlado a distancia, y en algunas ocasiones las empresas pueden tener unos robots trabajando en un almacén y que los operadores de esos robots se encuentren en otro almacén lejano. De esa manera se aprovechan sinergias y economizan la mano de obra.

Y como la carga de trabajo adicional que genera el comercio electrónico es tan grande, en la actualidad los robots no sustituyen a las personas sino que los complementan. Hoy se compran robots y se contratan personas para los almacenes, pero en el futuro cuando caiga el pico de trabajo actual tengo claro que muchos trabajadores irán a su casa y el trabajo lo harán los robots.

Los que estamos fuera de este mundo de los almacenes y la distribución no nos percatamos de cuanta tecnología está involucrada en el negocio, pero los que fabrican robots lo tienen muy claro y llevan unos cuantos años obteniendo buenos beneficios.

Me alegro por ellos, pues nadie les regala nada y sus resultados los consiguen a base de un trabajo duro. En parte, por eso pagamos tan poco cuando recibimos los productos en nuestras casas.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES