Photo by Tim Mossholder

El cambio brusco de régimen en Afganistán hará que mucha gente intente buscarse una vida mejor allí donde pueda, empezando por los países limítrofes (que son bastante pobres ) e intentando llegar a otros países más prósperos como es el caso de Europa.

Europa está más lejos pero su efecto llamada es mayor y mucha gente realiza enormes sacrificios para llegar hasta allí. Y para llegar deben de hacerlo por el sur de Europa que es donde se encuentran las zonas más pobres de Europa, sin ánimo de ofender a nadie.

Estas zonas ya han tenido y tienen una presión migratoria, y esta presión va a seguir en aumento. Grecia, por si acaso, ha construido un muro de 40 Kms. en la frontera que tiene con Turquía ( se puede ver una foto más abajo ) para intentar detener esa avalancha.

Es una obra más que nada simbólica pues mucha gente llega por barco a las numerosas zonas costeras.

Campo de refugiados-Photo by Julie Ricard

El problema humano que tenemos enfrente es de una gran envergadura que no se resuelve con muros sino con políticas de ayuda a los países más pobres para que la gente tenga allí un futuro sin necesidad de emigrar a otros países lejanos.

Esto es fácil de decir pero muy difícil de hacer, pues hay muchos intereses contrapuestos, en especial entre los diferentes países ricos, pues los pobres solo quieren recibir “ayudas” que muchas veces son robadas por sus dirigentes para ser ingresadas en sus cuentas particulares en bancos occidentales de países que se dicen neutrales.

El cinismo se da por todas partes y a todos los niveles.

Si a las guerras le añadimos los problemas derivados del cambio climático, que va a empobrecer más a los que ya son pobres, tenemos la garantía absoluta de que la inmigración del sur hacia Europa aumentará de manera importante, y nosotros en España somos uno de los puntos importantes de acceso.

Y la pregunta que surge es: ¿ qué vamos a hacer ?

Sin la colaboración internacional y ayudas “in situ” a las personas de los países necesitados, este problema no tiene solución

Después de la segunda guerra mundial se hizo un Plan Marshall que ayudo a desarrollar Europa y a sacarla con cierta rapidez de una mísera posguerra.

Ahora hay gente que aboga por un New Green Deal tanto europeo como mundial para paliar lo que se nos viene encima.

¿ Tendremos políticos con la altura de miras necesarias para abordar un problema mundial con la energía que se requiere ?

Yo tengo mis serias dudas, y no me gustaría nada más que equivocarme.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES