El Ford Fiesta es uno de los autos más populares del mundo, habiendo estado a la venta durante casi 50 años. Sin embargo, en 2023, Ford anunció que pondría fin a la producción del Fiesta en Europa. La decisión se tomó como parte del plan de Ford de convertirse en una marca totalmente eléctrica en Europa para 2030.

El último Ford Fiesta salió de la línea de producción en Colonia, Alemania, el 7 de julio de 2023. La planta ahora se convertirá para producir vehículos eléctricos, incluido un nuevo crossover eléctrico basado en la plataforma MEB del Grupo Volkswagen.

El final de la producción del Fiesta es un momento significativo en la historia de Ford y de la industria automotriz en general. El Fiesta ha sido un automóvil muy popular y su desaparición es una señal de los tiempos cambiantes. La demanda de vehículos eléctricos está creciendo rápidamente y Ford apuesta a que su futuro está en los vehículos eléctricos. El Ford Fiesta fue mi primer coche, y siempre he tenido un estupendo recuerdo de él.

El final de la producción del Fiesta es una señal de los nuevos tiempos, pero también es una señal del compromiso de Ford con el futuro. La empresa está invirtiendo fuertemente en vehículos eléctricos y está claro que ve a los vehículos eléctricos como el futuro de la industria automotriz.

Estas son algunas de las razones clave por las que Ford decidió poner fin a la producción del Fiesta:

La demanda de vehículos eléctricos está creciendo rápidamente. En 2022, las ventas de vehículos eléctricos en Europa crecieron un 60 %. Ford espera que la demanda de vehículos eléctricos siga creciendo en los próximos años.

El Ford Fiesta no es tan rentable como solía ser. El costo de desarrollar y fabricar coches nuevos ha ido en aumento y el Fiesta no es tan rentable como algunos de los otros modelos de Ford. El tiempo pasa para todos.

Ford está invirtiendo fuertemente en vehículos eléctricos. La compañía está gastando $ 2 mil millones para convertir su planta de Colonia para producir vehículos eléctricos. Y parece ser que Ford también planea lanzar un nuevo SUV eléctrico en Europa en 2023.

El final de la producción del Fiesta es un momento significativo, pero solo es un paso más en la historia de Ford, y según declaraciones realizadas Ford está comprometida con el futuro de los vehículos eléctricos, y el nuevo crossover que se producirá en Colonia es solo un ejemplo de la inversión de la empresa en vehículos eléctricos.

Pero la competencia en el campo delos coches eléctricos es y va a ser muy dura, pues hay que considerar que los fabricantes de baterías para estos coches están casi todos en Asia, y muy en especial en China.

Hoy los coches eléctricos son todavía muy caros, y eso ayuda a que China ( ofreciendo unos precios ajustados ) pueda vender más coches en Europa, y dificultar las ventas de Ford y otros fabricantes europeos.

Está por ver quienes ( además de Tesla ) se ponen a la cabeza de la venta de coches eléctricos. Las grandes empresas de automoción se han dormido en los laureles, y se encuentran con nuevos competidores ( Tesla, empresas chinas y coreanas, nuevas start-up, etc … ) que pueden hacer cambiar de manera importante la situación anterior.

Veremos lo que nos depara el futuro de los coches eléctricos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES