En los últimos años, la irrupción de los vehículos eléctricos ha revolucionado el panorama automovilístico. Más allá de sus ventajas medioambientales, estos modelos se posicionan como una opción cada vez más segura para sus ocupantes, desafiando algunos mitos y ofreciendo características innovadoras que redefinen la protección en la conducción

Los coches eléctricos se benefician de una estructura reforzada para albergar las pesadas baterías, lo que se traduce en una mayor rigidez del chasis y una mejor absorción de los impactos.

Sumado a esto, la ubicación baja de las baterías reduce el centro de gravedad, proporcionando una mayor estabilidad en curvas y frenadas bruscas, minimizando el riesgo de vuelcos.

Al no contar con un motor de combustión interna, los coches eléctricos eliminan un elemento potencialmente peligroso en caso de accidente frontal. La ausencia de este bloque pesado en la parte delantera libera espacio para que la estructura del vehículo se deforme de forma controlada, absorbiendo mejor la energía del impacto y protegiendo a los ocupantes.

Además, los modelos eléctricos vienen equipados con las últimas tecnologías de seguridad activa y pasiva, como control de estabilidad, alerta de cambio de carril, frenado automático de emergencia y airbags de última generación, minimizando el riesgo de accidentes y protegiendo a los ocupantes en caso de colisión

Los coches eléctricos son sometidos a las mismas rigurosas pruebas de choque que los vehículos de combustión interna, y los buenos resultados avalan su seguridad.

Organismos independientes como Euro NCAP otorgan las máximas calificaciones de seguridad a numerosos modelos eléctricos, demostrando su alto nivel de protección para los ocupantes en caso de accidente.

Y todo esto también tiene una explicación física, ya que la dinámica del choque dicta que, en una colisión entre dos vehículos el más pesado tiene una clara ventaja porque no frena tan abruptamente, un factor fuertemente relacionado con los riesgos de lesiones a los ocupantes.

En conclusión, los coches eléctricos no solo representan una alternativa sostenible para el medio ambiente, sino que también se erigen como una opción cada vez más segura para sus ocupantes en caso de choque.

Video de un Test Crush de un coche eléctrico:  https://youtu.be/00Rf4ibfdhk

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES