La empresa iRobot es la que fabrica los populares robots caseros  Roomba  que se venden por millones en todo el mundo. Fueron de los primeros de su tipo en aparecer y marcan la tónica en el mercado. Decenas de millones de casas disponen de un aparato Roomba.

Son aparatos que funcionan de una manera muy sencilla, retirando parte de la suciedad, e incluso fregando, según sea el modelo. Pero todos tienen en común que realizan un mapeado de a casa para poder recórrela con un mínimo de choques en sus labores de limpieza.

Los robots disponen de una cámara para “ver” por donde van, y en consecuencia están viendo la casa en la que realizan su labor de limpieza. Y eso es ( o puede ser ) una fuente muy importante de datos.

Y yo creo que es por esa razón por la que Amazon ha pagado 1,7 billones de dólares por la empresa. No solo por los muchos robots que vende, sino también por los muchos datos que puede extraer de los domicilios de la gente que tienen esas máquinas, que son muchos millones de personas.

Por ejemplo, el modelo de Roomba j7 dispone de una cámara conectada con un sistema de IA capaz de identificar objetos, y eso es una información muy interesante. Tener por nuestra casa un robot que la ve en casi su totalidad, es muy importante para una empresa que nos vende de todo, como es el caso de Amazon.

El robot puede detectar si la cama, o las sillas, o lo que sea, están más o menos viejas y en consecuencia Amazon podría llegar a hacernos una “oferta” de uno de los productos que tiene en su catálogo. Esa es una información que para Amazon puede valer mucho.

Así se explica la cifra que han pagado por la compra de la empresa. Y ya en el pasado la gente de Amazon ha demostrado que son inteligentes, y además que tienen mucho dinero para comprar otras empresas.

En Europa disponemos de la normativa GDPR para proteger nuestra privacidad de la voracidad de las empresas, y como ciudadano de a pie desconozco si las grandes empresas como Amazon la cumplen en sus partes fundamentales; aunque en otros lugares como USA donde no existen esas limitaciones, Amazon obtendrá más beneficios con esta compra.

Debemos de ser conscientes de que todos los aparatos “inteligentes” que metemos en nuestra casa son puntos de captura de información para el fabricante que nos lo vende. Eso incluye robots que limpian, cámaras en la puerta de entrada o en una habitación, sistemas de alimentación para mascotas, barras de sonido, etc ….

Mi vida privada no es nada importante ni especial, pero no quiero que nadie entre en ella sin mi permiso. Y por eso tengo muy claro que va a seguir siendo “tonta” durante muchos años.

Cada cual que haga lo que quiera con su vida.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES