Este dato se desprende del informe  Chief of Naval Operations Navigation Plan 2022  ( NAVPLAN )que ha sido publicado por la US Navy, y representa un cambio muy importante respecto de lo que tienen hoy en día. Y como en temas de defensa los USA están a la cabeza del mundo, supongo que será también la estrategia del resto de las potencias mundiales.

Los USA son la primera potencia militar mundial, y disponen de medios militares para estar presentes y activos en todas las partes del mundo, y una fuerza naval poderosa es necesaria para estar cerca del terreno en caso de un conflicto lejos de sus fronteras.

Según estos planes, en el año 2045 la US Navy pretende disponer de 523 navíos de combate, siendo 373 navíos con marineros y 150 navíos robotizados y sin personal a bordo. Lo cual también representa un aumento respecto el número de efectivos que tienen en la actualidad, y todo parece indicar que este aumento se debe al reto futuro que supone China en su área de Oriente.

En estos últimos años los chinos han puesto en el mar todo tipo de barcos de guerra, siendo conscientes de que para ser una potencia mundial necesitan disponer de recursos militares que refuercen sus argumentos.

Y los norteamericanos no quieren quedarse atrás. En Asia están los grandes centros industriales que suministran materiales a todo el mundo, y controlar la zona es prioritario para cualquier potencia.

Supongo que el “centro” de su fuerza naval seguirá siendo manejada por personas, y los barcos robotizados ( más pequeños y mucho más económicos ) estarán cargados de sensores para captar informaciones del enemigo, y serán su apoyo en las operaciones de lucha contra submarinos, protección de los portaviones, etc …

La US Navy ya lleva varios años experimentando con unos cuantos barcos de guerra sin tripulación, y son los que más experiencia acumulan en este campo. Campo, que se irá desarrollando más cada día.

Y lo que para mí está claro es que los USA no tienen intención de dejar de ser la primera potencia militar mundial. Y para eso necesitan disponer de una fuerza naval importante.

Es una lástima pero es así. En las relaciones internacionales, las razones valen muy poco cuando se encuentran ante la fuerza de las armas. Y si no, que se lo cuenten a los ucranianos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES