El mundo de la energía solar no deja de desarrollarse, y aparte de bajar los precios de los paneles, aparecen otros nuevos con nuevas tecnologías que les proporcionan mejores aplicaciones.

Este es el caso de la célula solar ultra-fina presentada por investigadores del MIT. Además de ser extremadamente fina ( tiene un espesor mucho menor que el de un cabello humano ), pesa 100 veces menos que las convencionales, y puede generar una energía 18 veces mayor por Kg. de peso de la célula.

Aparentemente son casi todo ventajas, pues debido a su delgadez se puede colocar sobre cualquier superficie, y hacer que ésta se convierta rápidamente en un panel solar.

La fabricación no es complicada y se realiza imprimiendo sobre una superficie tintas conductoras que reaccionan a la luz solar. Eso hace que su fabricación pueda ser escalable, y conseguir en no mucho tiempo células solares muy finas a precios competitivos.

Se puede ver un vídeo muy interesante en : https://youtu.be/TS9ADU0oc50

Su ligero peso es una enorme ventaja. Para alimentar una casa se necesitan del orden de paneles que proporcionen unos 8.000 Wh, y pesan casi 1.000 Kg. que se suelen colocar sobre el tejado. Con estas nuevas células se podría conseguir esa energía con bastante menos de 50 Kg.  La diferencia es abismal.

Por supuesto que el anuncio realizado por los investigadores es solo el principio. Les quedan años de trabajo para perfeccionar y robustecer los procesos, y más tarde llevar todo a fabricación. Pero teniendo en cuenta el interés que ha despertado, es posible que en pocos años veamos ejemplos reales produciendo energía.

Ojalá sea así.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES