La mayor limitación de los coches eléctricos cuando circulan por la carretera es la falta de suficientes cargadores, y por eso la Comunidad Europea ha promulgado una ley para que en el año 2025 existan estaciones de cargadores rápidos de 150 KW para coches eléctricos en todas las carreteras principales de Europa, y con una separación entre ellas de menos de 60 Km.

Un mapa de estas carreteras se puede ver en la foto inferior

Y la norma europea pone también otra serie de condiciones para favorecer la libertad de los usuarios a la hora de usar estos cargadores.

En esas estaciones de carga se podrá pagar con medios ofimáticos ( tarjetas, etc … ) y no se necesitará ningún tipo de suscripción para poder usarlas. Es decir serán estaciones accesibles para todo el mundo sin excepciones.

Y además los operadores deberán mostrar sus precios con total claridad por medios electrónicos, e informar además de los tiempos de espera de carga y de la disponibilidad de los cargadores. Con el objetivo de que los clientes sepan de antemano con que se van a encontrar.

Creo que es una buena medida con la intención de favorecer al máximo la utilización de los coches eléctricos, pues en Europa el transporte es responsable del 25% de las emisiones de gases, y los coches son el 71% de esa cifra.

Esta norma está dentro de lo que se ha llamado coloquialmente “Fit for 55”, para intentar reducir las emisiones contaminantes europeas en un 55% de aquí al año 2030.

Parece que los legisladores europeos se están tomando algo en serio el tema de la Emergencia Climática, pero creo que lamentablemente los ciudadanos europeos no están sensibilizados lo suficiente.

Habría que hacerles ver el serio problema que tenemos delante, y la urgencia de resolverlo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES