Es una carrera de coches similares a los de Fórmula 1 pero conducidos por un ordenador en lugar de un piloto. A esta carrera la han llamado Indy Autonomous Challenge y se trata de probar sistemas de conducción autónoma sobre un mismo tipo de coche.

El vehículo es un Dallara IL-15 que parece un Fórmula 1 pequeño y está equipado con radares, sensores, cámaras, GPS, etc … y los equipos participantes deben de poner el ordenador y el software de control.

El objetivo que hay detrás de todo esto es demostrar que los coches autónomos pueden circular a grandes velocidades y hacerlo de manera segura.

En USA el 47% de las personas aún piensan que los coches autónomos son menos seguros que los conducidos por personas, a pesar de las decenas de miles de personas que pierden la vida cada año.

Si en estas carreras un vehículo autónomo puede circular a velocidades elevadas y en condiciones extremas de manera segura, cuando se mueva a velocidades de unos 80 Km/h. es lógico que sea mucho más seguro.

 

Los participantes son en general equipos no profesionales, Universidades, etc …   que al acabar las pruebas pondrán sus programas a disposición de los que lo deseen, como una “open source”.

Aunque los coches autónomos están todavía lejos de andar por nuestras carreteras, cada día están más cerca de circular por nuestras ciudades y ya se están haciendo pruebas en muchas de ellas.

Es cuestión de algo más de tiempo.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES