Todos sabemos que la presidente de Tesla ( Elon Musk ) le gusta mucho hacer declaraciones y que no siempre esas declaraciones acaban cumpliéndose con el paso del tiempo.  Ya ha sucedido otras veces, en especial con el sistema de conducción autónomo de sus coches, que en realidad no es autónomo.

Por eso hay que tomarse con precaución la última declaración diciendo que van a reducir en un 50% los costos de fabricación de su nueva generación de coches.

Y hoy comento este tema porque creo que es muy relevante en el momento actual del coche eléctrico, que es bastante más caro que los coches normales de gasolina, lo cual ayuda poco a que se vendan muchos. Si los precios fuesen similares o menores que los de gasolina, sus ventas aumentarían exponencialmente, y supongo que esto es lo que pretende el Sr. Musk.

Tesla ya ha superado la venta de un millón de coches al año, y en el 2023 tiene como objetivo vender 1,8 millones de coches, para llegar a los 20 millones en el año 2030. Objetivo ambicioso donde los haya, pues Toyota no llega a vender los 10 millones al año, y es el mayor fabricante del mundo de coches.

Tesla tiene una fabricación muy integrada verticalmente pues se hace muchas partes del coche, y en especial muchas baterías y todo el software que le soporta. Y eso tiene sus ventajas y sus inconvenientes.

Para esa nueva generación de coches Tesla va a cambiar la manera de producirlos, y la línea de montaje la va a reducir al 65% de la actual, y supuestamente los coches serán también algo más pequeños para facilitar la bajada de precios..

En el mundo de los coches eléctricos se está produciendo una verdadera revolución, pues todos saben que los coches del futuro serán diferentes a los actuales, y esa revolución se va a clarificar en los próximos 5 a 10 años. En especial cuando estén prohibida la venta de coches de combustibles fósiles en Europa y muchos Estados de USA, cosa que empezará a suceder a partir del año 2030.

Nadie tiene la bola d ¡e cristal para “ver” el futuro, pero diga lo que diga el Sr. Musk, para mi son las empresas chinas las que están en mejor posición para llegar a los puestos de liderazgo.

Otra cosa es que los gobiernos occidentales dejen caer a sus empresas del automóvil que tanto trabajo proporcionan a tanta gente. Pero han sido ellas las responsables de haber reaccionado tan tarde a las nuevas tecnologías del coche eléctrico, pues vivían muy bien y ganaban mucho dinero ( y aún lo hacen ) vendiendo sus coches contaminantes.

Dentro de poco veremos como evoluciona la situación de este mercado que tanto nos afecta a todos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES