El “metaverso” es la palabra que está de moda y muchos hablan de ella, pero no tengo claro que todos sepan mucho de lo que hablan, pues la mayoría ofrecen sus versiones particulares. Y eso sí, casi todos dicen que tiene un enorme futuro por delante.

Y yo eso no lo tengo tan claro, porque el futuro como su mismo nombre indica está por llegar, y lo que llegue en realidad puede ser algo bastante diferente a lo que unos cuantos auguran.

Este tema del metaverso es tan “grande” que una de las mayores empresas del mundo ( Facebook ) cambió su nombre y pasó a llamarse “Meta”. Lo cual indica bien a las claras el nuevo enfoque que va a tomar esa empresa y otras muchas como Microsoft, etc ….

Para mí, lo más importante es que el metaverso tiene lugar en un mundo virtual, y que las interacciones entre las personas se realizan en ese mundo virtual. Lo cual implica que para sumergirse en ese mundo, las personas necesitan unas gafas de realidad virtual, y Facebook ya tiene una empresa que fabrica ese tipo de gafas.

 

Los predicadores de esta nueva idea la venden como una actividad fundamentalmente social, y que en ese mundo virtual todos se relacionen con todos de manera virtual a través de sus propios “avatares” ( imágenes creadas de uno mismo que cada puede elegir a su gusto ) para hacer casi cualquier cosa: charlar, viajar, ver películas, jugar, etc …. casi lo que se nos ocurra.

El “problema” en mi opinión es que ese metaverso que nos ofrecen es algo ficticio ( lo llaman virtual, pero es ficticio ) y lo que vemos son imágenes digitales de otras personas o cosas. Cuando yo me comunico con alguien de manera on-line le veo en persona tal y como es, y eso me agrada mucho más que ver un “monigote” digital que representa a una persona.

Alguien me podrá decir que estoy chapado a la antigua y se lo acepto, pero me gusta ver a la gente tal y como es, y me gusta vivir en un mundo real en el que se disponga de las tecnologías necesarias para resolver parte de sus limitaciones.

No me gusta estar inmerso en un mundo ficticio e imaginario, y no está nada claro que a muchas personas les guste, y menos durante muchas horas cada día. No veo a la mayoría de la gente con unas gafas especiales colocadas durante muchas horas cada día.

Está por ver como acabará todo esto del metaverso, pero es bastante probable que se quede en mucho menos de lo que nos aseguran.

Y no podemos olvidar que uno de los problemas de fondo es que este “mundo” está totalmente controlado por grandes empresas tecnológicas. Son ellos los más interesados en convencernos de que nos pongamos en sus manos para vivir la mayor parte de nuestra vida en su “entorno virtual”.

Quieren que pasemos de vivir en nuestra casa, a vivir en la suya. ¿ Somos conscientes de eso ?

Si ya tenemos poca privacidad con todo lo que saben de nosotros, en el metaverso se acabó todo. Privacidad cero, más un control total y absoluto de nuestras actividades.

Muchas gracias, pero para mí no quiero ese mundo ficticio. Prefiero vivir en la realidad, por dura que a veces sea.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES