Por lo que he leído, las pantallas de los móviles están a punto de dar un salto muy importante en su evolución, convirtiéndose además en altavoces gracias a la tecnología de transductores piezoeléctricos. Este avance puede revolucionar la forma en que consumimos contenido multimedia, cambiando para siempre la experiencia del audio en nuestros smartphones.

Los transductores piezoeléctricos son dispositivos que convierten la energía eléctrica en vibraciones mecánicas y viceversa. Al integrarlos en la pantalla del móvil, esta se puede convertir en un altavoz, vibrando y emitiendo sonido.

Esto se dice muy fácil, pero hacerlo no es tan sencillo. El transductor debe de ser muy estrecho para que ocupe poco espacio físico, y la pantalla debe de ser diferente a las actuales para que sea capaz de vibrar y emitir ondas sonoras.

Las ventajas pueden ser importantes:

  • Sonido envolvente: La pantalla completa se convierte en una fuente de sonido, creando una experiencia más inmersiva y direccional.
  • Mejora de la calidad de audio: Los transductores piezoeléctricos ofrecen una mayor precisión y claridad en el sonido, especialmente en las frecuencias altas.
  • Diseño más delgado y ligero: Al eliminar la necesidad de altavoces tradicionales, los móviles pueden ser más delgados y ligeros.
  • Mayor resistencia al agua: Los transductores piezoeléctricos son más resistentes al agua que los altavoces tradicionales, lo que hace que los móviles sean más duraderos.

La tecnología sirve para los móviles, los ordenadores y cualquier otro producto qe tenga una pantalla, y ya hay varias empresas trabajando en este tema, y las ventajas son tan evidentes que no tardarán mucho en estar en el mercado. A cualquier usuario le gustaría tener una sensación más envolvente e inmersiva del sonido que percibe.

Por otra información, he sabido que la empresa Synaptics ya ha desarrollado un chip que incorpora un amplificador de alto voltaje y un procesador de señal capaz de aplicar señales a transductores piezoeléctricos que estén pegados a la parte posterior de una pantalla.

Ya solo falta hacer pantallas capaces de vibrar, y eso es bastante posible con el desarrollo tan grande que están experimentando las nuevas pantallas.

Se espera que la tecnología de transductores piezoeléctricos se generalice en los próximos años, convirtiéndose en la norma en los móviles de gama alta. Y a medida que la tecnología se desarrolle, se espera que los costes bajen y la eficiencia energética mejore.

Las pantallas móviles como altavoces son una revolución en ciernes que puede cambiar la forma en que consumimos contenido multimedia. Con una mejor calidad de audio, un diseño más delgado y una experiencia más inmersiva, esta tecnología tiene el potencial de transformar la industria de los smartphones.

Como siempre, el tiempo lo dirá.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES