Como me gusta mucho el mundo de la robótica, leo artículos al respecto y de vez en cuando encuentro algún producto que me gusta en especial. Como es el caso del robot submarino que ha presentado la empresa QYSEA Technology, y que ha denominado FIFISH-EGO.

Es un robot aparentemente sencillo y que me parece muy versátil, pudiendo ser utilizado para realizar diferentes tareas bajo el agua.

Para las personas, manejarse bajo el agua resulta complejo y laborioso, y por lo tanto costoso. El que una empresa ofrezca un robot con aspecto profesional por poco más de 6.000 dólares, y que puede realizar diferentes tareas añadiéndole diferentes manipuladores resulta muy interesante.


El robot submarino FIFISH E-GO es un vehículo submarino operado a distancia (ROV) de clase profesional que ofrece una amplia gama de capacidades. Está diseñado para ser fácil de usar y transportar, lo que lo hace ideal para usuarios de todos los niveles de experiencia.

Entre sus características se incluyen:

  • Profundidad de inmersión de 100 metros: es limitada pero sirve para multitud de aplicaciones.
  • Control remoto de 6 grados de libertad: se puede controlar de forma remota con un control remoto de 6 grados de libertad, lo que le permite realizar movimientos precisos y controlados.
  • Cámara de alta resolución: está equipado con una cámara de alta resolución que puede capturar imágenes y videos nítidos y claros del mundo submarino.
  • Lámparas LED de alta potencia: está equipado con dos lámparas LED de alta potencia que proporcionan una iluminación brillante para condiciones de poca luz bajo el agua.
  • Plataforma modular: El robot es una plataforma modular que permite acoplar múltiples instrumentos y herramientas para mejorar sus misiones y operaciones submarinas.

Entre sus aplicaciones se encuentran:

  • Investigación e inspección submarina: se puede utilizar para inspeccionar infraestructura submarina, como tuberías, puentes y barcos
  • Recuperación de objetos bajo el agua
  • Actividades recreativas subacuáticas: realizar videos, etc …

Se puede ver un vídeo en: https://youtu.be/ubmXVWjJr7c

Entre sus ventajas considero que su precio es asequible, el aspecto del producto parece robusto y profesional, y por lo visto en el vídeo parece fácil de usar por medio de una pantalla de control.

Su tiempo de funcionamiento son 2 horas, que en algunos casos podría ser limitado, pero las baterías se cambian con mucha facilidad, y se recargan al 90% en solo 50 minutos.

La idea me ha gustado, me parece sencillo, práctico y versátil de usar. El tiempo nos dirá si tiene éxito en el mercado, o no.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES