Una vez de que todo el mundo está concienciado de que debemos de evitar el exceso de CO2 en la atmósfera, y de ese nivel ya está muy elevado, se ha iniciado una carrera por encontrar medios de eliminar el CO2 existente en la atmósfera, y cada pocas semanas aparece uno nuevo.

Este proceso que voy a comentar hoy me parece muy interesante por la capacidad que tiene de eliminación, y porque según los investigadores que lo han desarrollado no se requiere el consumo de mucha energía para hacerlo, y eso abarata el proceso.

El proceso se basa en unos electrodos recubiertos de un material ( poliantraquinona ) que atrae las moléculas de CO2 existentes en el aire cuando se aplica un cierto nivel de tensión, y que rechaza ese CO2 absorbido cuando se le aplica otra tensión diferente.

De esa manera, cambiando la tensión aplicada a los electrodos, éstos atraen el CO2 del aire que pasa a través de ellos, y luego lo rechazan para ser almacenado en otro lugar.

El método es aparentemente sencillo. Primero se hace pasar por los electrodos aire con un cierto nivel de CO2, y por la tensión que tienen éstos aplicada, absorben el CO2, y el aire sale limpio por el otro extremo.

 Y cuando ya están los electrodos saturados de CO2, se corta la entrada de aire, se cambia la tensión y se extrae el CO2 que estaba almacenado en los electrodos.

Aunque está todavía este proceso en fases bastante incipientes, el material absorbente de CO2 puede realizar unos miles de ciclos antes de empezar a perder sus propiedades. Y los investigadores siguen investigando para mejorarlo.

Algo también importante es que este proceso es capaz de eliminar el CO2 del aire con diferentes niveles de concentración, tanto si es escaso ( 0,04% ) como si es mucho mayor ( 20% ), y este último es el caso de los procesos industriales.

La empresa propietaria de las patentes de este proceso se llama Verdox, y ha recibido el premio  XPRIZE Carbon Removal milestone award  , y además ha recibido una fuerte inyección económica de diversos inversores tecnológicos.

El reto que tiene la humanidad de conseguir estar por debajo de las 450 partes por millón de CO2 en la atmósfera para el año 2100, hace que se redoblen los esfuerzos en este tipo de desarrollos, aunque no hemos de olvidar que lo más barato es dejar de emitir CO2 a la atmósfera.

También he leído que esta empresa Verdox ha conseguido un contrato con la empresa noruega Hydro dedicada a la fabricación de aluminio, para incluir este proceso en la fabricación del aluminio y así conseguir un aluminio sostenible con el medio ambiente.

Ojalá Verdox mejore mucho sus procesos, y que consiga nuevos contratos para ayudar a conseguir un entorno sostenible. Todos saldremos ganando.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES