El aumento del costo de los combustibles fósiles, junto con la guerra de Ucrania no ha hecho más que aumentar la presión a todos los países para incrementar la producción de energías por medio solar y eólico. Europa tiene muy claro que no puede depender el suministro ruso de energía, y también está acelerando el paso a energías renovables.

Si vemos un mapa del mundo aportado por el Banco Mundial ( ver más abajo ) podemos observar que más de la mitad de la población mundial vive entre los paralelos de los 35º, que es donde se tiene la mayor cantidad de luz solar. Cuanto más rojo es el color, más sol se tiene.

Y eso quiere decir que en esos países la producción de energía solar es muy adecuada, y otros países de latitudes más al norte y con menos sol disponen de abundante energía eólica como en la zona del mar del norte. En especial del tipo off-shore.

En el caso de Europa se ve claramente que los países del sur tienen más sol, y los del norte más viento, y si los sistemas de energía de los países estuviesen interconectados, podrían compensar las energías de un tipo con las de otro. Algo que deberían de hacer esos países a la mayor urgencia posible, y dejar de lado las políticas a corto plazo.

Los expertos indican que se necesitan del orden de más de 100 terawatios/hora de energías alternativas para descarbonizar el mundo, y recientemente se ha llegado a tener 2 terawatios instalados, lo cual nos dice que hemos conseguido el 2% del objetivo.

Y eso indica que hemos de duplicar la energía sostenible instalada cada 4 años hasta el año 2050, según la tabla a continuación:

Energía  TW/hAño
22022
42026
82030
162034
322038
642042
1282046
2562050

Parece que el reto es posible, pero hay que dedicarse a ello con dedicación y perseverancia. Y sin olvidar tecnologías complementarias que eliminen una parte del CO2 que ya hemos emitido a la atmósfera.

Las personas que indican que la energía solar ocupa demasiado espacio están equivocadas, pues apenas se necesitaría el 1% del terreno dedicado al cultivo para obtener la energía solar necesaria, y además ya se ha visto que se puede compaginar la generación de energía solar con el cultivo de plantas y animales, con lo que los agricultores y ganaderos pueden conseguir entradas económicas adicionales alternativas.

Se trata de electrificar nuestra manera de vivir, y hacerlo de manera sostenible.

Hace no mucho leí que Australia es el país que genera más energía solar por persona del mundo, más del doble que Alemania o España. Y si continúan a ese ritmo podrían llegar a tener más del 80% de su energía renovable para el año 2030. Todo un ejemplo a seguir.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES