Hay muchas empresas desarrollando sistemas de conducción autónoma para los coches, y hace poco tiempo Mercedes ha comunicado que uno de sus modelos saldrá al mercado con un nivel 3 de conducción autónoma.

Eso quiere decir que ese coche podrá circular por si mismo de manera autónoma, aunque su conductor deberá estar preparado para tomar el control en el caso de que el coche se lo solicite por algún problema imprevisto surgido durante la conducción.

Existen 5 niveles de conducción autónoma, y el nivel 5  supone la autonomía total y sin necesidad de que el coche tenga volante y pedales para su conducción. Algo que está muy lejos todavía.

Hemos de recordar que esto que anuncia Mercedes es algo que ya están haciendo Waymo y Cruise con sus coches, que ofrecen servicios de taxis autónomos en algunas ciudades. La diferencia está en que Mercedes no parece tener la intención de ofrecer el servicio de taxis, sino incluir esa modalidad de conducción en algunos de sus nuevos modelos.

Al sistema de conducción lo han llamado  Drive Pilot System  y lo van a ofrecer como opción para sus modelos de Clase S y EQS de coches eléctricos

El sistema Pilot ( tal y como se indica en la foto superior ) es redundante y tiene  diversos sensores “visualizando” lo que sucede en la carretera con cámaras, radares, lidar, etc …, para que el sistema informático tome las oportunas decisiones de conducción de manera autónoma.

Las autoridades alemanas ( German Federal Motor Transport Authority ) han aprobado a Mercedes su sistema para que pueda ser utilizado en ciertas áreas geográficas, siempre que el coche no supere los 60 Km/h y que el conductor esté preparado para tomar el control del coche en caso necesario.

Mercedes ha anunciado que piensa ofrecer el Drive Pilot para sus modelos S por 5.000 euros, y para los EQS por 7.800 euros. Y ahora les falta conseguir los permisos de conducción para este sistema en los diversos países y estados. En los USA quieren empezar por California esperando tener un permiso a final de este año 2022.

Como ha sucedido en el pasado con otros medios de “seguridad”, las empresas empezarán ofreciendo su sistema en los modelos altos de gama ( son los más caros ), para ir después poco a poco extendiéndolo al resto de la gama.

Y lo que hoy lo ofrecen por 5.000 euros, será mucho más barato en el futuro. Pero no os hagáis falsas ilusiones, los coches con estos sistemas están controlados por un sistema informático complejo, y los fabricantes van a controlar dicho sistema en el futuro.

Por lo tanto serán los fabricantes de los coches los que controlarán el coche el resto de su vida, y nosotros pagaremos las actualizaciones y mejoras del software.

Y la pregunta que surja en el futuro cuando se compre un coche puede que sea: ¿ De quien es el coche ?  ¿Es mío o es del fabricante ?

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES