La generación de energía por medio de paneles solares se extiende más cada día, y recientemente unos investigadores han publicado un estudio en  Applied Energy  indicando que si se elevan los paneles solares sobre el suelo, y en éste se siembran cultivos, se mejora de manera importante la generación de energía de los paneles.

Y las causas son bastante sencillas. Los paneles solares disminuyen su eficiencia cuando la temperatura de los mismos sube por encima de los 25 ºC. Por cada grado por encima de los 25, la eficiencia disminuye en el entorno de un 0,5%.

Si se colocan plantas por debajo de los paneles, la “respiración” de las plantas hace que disminuya la temperatura en la base de los paneles, y la diferencia respecto de unos paneles  colocados sobre el suelo puede llegar a ser de unos 10ºC. Si lo paneles trabajan a menor temperatura resultan más eficientes y además tienen una mayor duración.

Esta manera de aprovechar el suelo, también llamada “energía agrovoltaica” se está usando más cada día, pues solo ofrece ventajas para los dueños del terreno.

En el estudio presentado han analizado diferentes alturas de colocación de los paneles, y han llegado a la conclusión que una altura de 4 metros sobre el nivel del suelo resulta la más indicada para la eficiencia de los paneles y el mejor aprovechamiento del suelo.

Y si tenemos en cuenta el aumento de la población mundial y la necesidad de conseguir mayor cantidad de alimentos, parece bastante claro que la energía agrovoltaica va a seguir desarrollándose más cada día por el mundo adelante.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES