No mucha gente sabe que la autonomía de un coche eléctrico funciona de manera opuesta a la de los coches de gasolina. En los coches con motores de combustión, la autonomía es mayor al circular por autopista porque el motor funciona de una manera más estable que en la ciudad, donde se producen acelerones, frenazos y paradas del vehículo.

Y son en especial esos acelerones los que producen picos de consumo de combustible, que disminuyen la autonomía del coche de gasolina.

El coche eléctrico funciona de manera totalmente diferente. La energía está almacenada en la batería, y cuando el coche se pone en marcha la batería envía una corriente al motor eléctrico que lo mueve.

Pero esa batería tiene una propia resistencia interna, y cuanto mayor es la corriente que se envía al motor, más energía “se pierde” en esa resistencia interna. Y esa es una energía que produce calor y no hace mover al coche.

Cuando un coche eléctrico circula por una autopista, va a mayor velocidad y la batería envía una corriente mayor al motor eléctrico, por lo tanto se pierde más energía en su resistencia interna.

En cambio, cuando un coche eléctrico circula por una ciudad, va a menor velocidad y por lo tanto la batería envía una corriente menor el motor eléctrico, y en la resistencia interna se pierde menos energía. Por lo tanto, la autonomía del coche es mayor.

Y además, circulando en ciudad es cuando se producen más desaceleraciones, y en esos casos los motores generan una cierta corriente que recarga un poco la batería. Lo cual contribuye a mejorar un poco la autonomía del coche.

Algo a tener muy en cuenta en la batería de un coche eléctrico es la temperatura de funcionamiento. Y en los casos de temperaturas altas o bajas, su funcionamiento empeora, y proporciona menos energía, y por lo tanto una menor autonomía.

En un coche eléctrico es fundamental el sistema de gestión de la batería, pues es lo que proporciona vida al vehículo. En general son sistemas informáticos complejos, con un hardware muy potente y con multitud de sensores para medir diferentes parámetros del coche y de su entorno.

Con los coches eléctricos los expertos recomiendan programar el viaje lo mejor posible, más que en el caso de un coche de gasolina, y en especial las estaciones de recarga, pues ello ayudará a que el viaje sea lo más tranquilo posible.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES