Foxconn es un gran grupo industrial con oficinas centrales en Taiwan y grandes plantas de fabricación en Taiwan, China, Malasia, Brasil y otros países. Es muy conocido porque fabrica el 60% de los productos de Apple, pero fabrica también para otros grandes clientes como Sony, Dell y muchos otros.

Su punto fuerte es la fabricación de productos electrónicos, pero parece que ha visto claro el enorme desarrollo de los coches eléctricos, y quiere jugar un papel importante en ese nicho que ya es grande, y que además todo indica que va a tener un enorme crecimiento en un futuro muy próximo.

Foxconn, el gigante electrónico taiwanés conocido por fabricar productos Apple, está dando un gran paso hacia el mercado de vehículos eléctricos (EV). La compañía tiene planes ambiciosos para convertirse en un jugador importante en la industria de los vehículos eléctricos y ya está tomando medidas para lograr sus objetivos.

En 2021, Foxconn anunció la creación de una nueva subsidiaria llamada Foxtron, que se centrará en el desarrollo y la fabricación de vehículos eléctricos. Foxtron ya ha presentado dos vehículos eléctricos conceptuales, el Modelo C y el Modelo E, y planea comenzar la producción de estos vehículos en 2024.

Además de desarrollar sus propios modelos EV, Foxconn también está trabajando con otras empresas para fabricar sus EV. Por ejemplo, Foxconn se está asociando con Fisker para construir Pear, un vehículo eléctrico asequible que saldrá a la venta en 2023. Y también está en conversaciones con otros fabricantes de automóviles, incluidos Geely y Lordstown Motors, sobre posibles asociaciones de fabricación.

En la foto inferior se puede ver el interior de una planta de fabricación de Foxconn, y su enorme tamaño

La entrada de Foxconn en el mercado de vehículos eléctricos es importante por varias razones. Primero, muestra que la compañía se está tomando en serio la industria de los vehículos eléctricos. Foxconn no es un recién llegado a la industria automotriz, pero nunca antes había intentado fabricar un vehículo completo. La decisión de la compañía de ingresar al mercado de vehículos eléctricos es una señal de que cree que los vehículos eléctricos son el futuro del transporte.

En segundo lugar, la entrada de Foxconn en el mercado de vehículos eléctricos podría sacudir la industria automotriz, ya que Foxconn es un jugador importante en la industria electrónica y tiene mucha experiencia en la fabricación de productos complejos. La entrada de la empresa en el mercado de vehículos eléctricos podría darle una ventaja significativa sobre los fabricantes de automóviles tradicionales, que no tienen tanta experiencia en la fabricación de productos electrónicos.

En tercer lugar, la entrada de Foxconn en el mercado de vehículos eléctricos podría ayudar a acelerar la adopción de vehículos eléctricos, pues Foxconn tiene el potencial de fabricar vehículos eléctricos a un costo menor que los fabricantes de automóviles tradicionales. Esto podría hacer que los vehículos eléctricos sean más asequibles para los consumidores, lo que podría generar un aumento en la demanda de vehículos eléctricos.

En general, la entrada de Foxconn en el mercado de vehículos eléctricos es un desarrollo positivo para la industria, y podría ayudar a acelerar la adopción de vehículos eléctricos, lo que sería beneficioso para el medio ambiente y para los consumidores.

Aunque Foxconn tiene sus propias capacidades de diseño, su modelo de negocio se basa en utilizar diseños externos ( en especial de USA ) y fabricar los productos en grandes factorías de Asia ( China y otros países ). Y este es  un modelo de negocio que tiene todavía mucho recorrido.

La empresa está invirtiendo mucho en I+D y está desarrollando sus propias tecnologías patentadas para vehículos eléctricos. Esto incluye cosas como tecnología de batería, tecnología de conducción autónoma y software.

Foxconn también está construyendo nuevas instalaciones de fabricación para respaldar su producción de vehículos eléctricos. La compañía ya abrió una nueva planta de vehículos eléctricos en China y planea abrir más plantas en otros países.

Foxconn no solo está interesada en fabricar vehículos eléctricos, sino que también está interesada en brindar otros servicios a la industria de los vehículos eléctricos. Por ejemplo, la empresa está trabajando en el desarrollo de una plataforma que permitirá a diferentes fabricantes de automóviles compartir componentes y recursos.

El mercado del coche eléctrico ofrece nuevas posibilidades a nuevos “jugadores”, y no todos los antiguos fabricantes de automóviles tienen el futuro asegurado ni mucho menos. Y es posible que algunos puedan desaparecer o quedar reducidos a una mínima expresión.

Los planes EV de Foxconn son ambiciosos, pero también realistas. La compañía tiene los recursos y la experiencia para tener un impacto significativo en la industria de los vehículos eléctricos. Será interesante ver cómo se desarrollan los planes de Foxconn en los próximos años.

Yo tengo muy claro que los próximos años van a ser muy entretenidos en el mercado de los coches eléctricos.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES