Los coches eléctricos se podrían definir de una manera muy simplista como una gran batería sobre cuatro ruedas, y con esa batería, además de mover el coche, se podrían hacer otras cosas como podría ser ayudar a la iluminación de una casa, o cualquier otra actividad que necesite una aportación de corriente.

Los nuevos coches eléctricos disponen de potentes baterías que se acercan a los 100 kWh., y muchos coches juntos pueden suponer mucha energía disponible en un momento dado. Por eso hay mucha gente estudiando el modo de que los coches eléctricos pueden recibir energía de la red eléctrica, y cuando sea necesario aportar energía a esa red.

California es el lugar donde existen más coches eléctricos ( casi un millón y aumentando ), y se han propuesto analizar esta posibilidad, para lo cual dos grandes empresas como son Pacific Gas and Electric ( operadora de electricidad ) y General Motors ( fabricante de coches eléctricos ) van a trabajar juntas en la posibilidad de que los coches eléctricos aporten energía a la red eléctrica en casos de necesidad.

A esto se le llama “carga bidireccional”, y es la posibilidad de que un coche eléctrico pueda recibir carga de la red, o bien devolverla a dicha red.

Esto no es nada fácil, porque para empezar las redes eléctricas están preparadas para suministrar energía eléctrica al exterior y no para recibirla de ese exterior. Pero no es imposible en absoluto, y hay mucha gente trabajando en el tema por el resto del mundo.  Adjunto una foto de Mitsubishi.

Y se puede ver un vídeo en:  https://youtu.be/WTEENrbyeAg

La tecnología ya está disponible y lo que se necesita es disponer de cargadores bidireccionales para que las baterías sean capaces de recibir o aportar energía. Y aunque esto es relativamente sencillo para una casa particular, la cosa se complica mucho en el caso de una red eléctrica; que es donde quieren trabajar GM y Pacific Gas.

Las redes eléctricas transmiten enormes cantidades de energía, y llevan más de 100 años haciendo lo mismo, por lo que tienen todos sus sistemas y componentes diseñados para eso. Hacerlo al revés supone replantearse de nuevo todo su sistema de distribución.

Tengo claro que empezarán por lo más fácil, que es alimentar una casa desde el coche, para ir subiendo de nivel y alimentar ciertas zonas geográficas, y que esas zonas vayan siendo cada vez más extensas.

Cuando juntamos los retos del Cambio Climático, con la obtención de energía limpia, con los coches eléctricos, y con una forma diferente de vivir, vemos que hasta las empresas centenarias como las eléctricas tienen mucho que cambiar para adaptarse a los nuevos tiempos.

Veremos como nos adaptamos cada uno de nosotros a todos estos grandes cambios que se nos vienen encima.

Por Amador Palacios

Reflexiones de Amador Palacios sobre temas de Actualidad Social y Tecnológica; otras opiniones diferentes a la mía son bienvenidas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESES_ES